De un día para otro la calidad del aire cambió en Bogotá, luego de que se declaró alerta amarilla por la contaminación en Bogotá, así lo anunció la Secretaría de Ambiente.

 La Red de Monitoreo de Calidad del Aire de Bogotá registra condiciones moderadas (amarillo) en todas sus estaciones y en general se presenta una tendencia a la baja que se ha mantenido durante las últimas horas. 

La estación Móvil 7ma ha mostrado estabilidad y un ligero incremento, lo que la mantiene muy cerca de presentar la condición regular (naranja) nuevamente.
 
Los eventos de lluvias que se registraron este sábado en diferentes zonas de la ciudad, contribuyeron al mejoramiento de las condiciones de calidad del aire, las cuales también se vieron favorecidas por el cambio en variables meteorológicas como la dirección y velocidad del viento, que en general redujeron el transporte regional de contaminantes desde el oriente y sur del país, generados por incendios forestales y quemas agrícolas en dichas regiones. 

Le puede interesar: Alerta amarilla ambiental en Bogotá traería nuevas medidas de movilidad

Adicionalmente, el sábado 5 de febrero no se registró inversión térmica en Bogotá y la Sabana, lo que contribuyó con la ventilación de la ciudad.
 
Si las condiciones meteorológicas se mantienen favorables y se registra una notable reducción de las emisiones por incendios forestales, es posible que durante el día permanezca la tendencia a la baja de las concentraciones, ya que el domingo hay menor actividad en la ciudad en comparación con los días hábiles.

También puede leer: Tehati, más de 10 años protegiendo el medio ambiente en Soacha

Los pronósticos indican una disminución para este domingo, sin embargo, se prevé que este lunes se puedan registrar nuevos incrementos, especialmente en la zona suroccidental de Bogotá. 

La Secretaría de Ambiente mantendrá el constante monitoreo, seguirá evaluando y analizando el estado de la calidad del aire y los factores internos y externos que pueden influir en ella.