No es nuevo, los colectivos urbanos duran hasta 10 minutos parqueados sobre la carrera Séptima, generando desorden vehicular en el puente San Mateo. Muchas veces invaden los tres carriles de la Paralela.

Trancones, pitos, bullicio y caos vehicular es lo que se evidencia a diario sobre la carrera Séptima, debajo del puente San Mateo. Los vehículos de transporte urbano se estacionan a esperar pasajeros que salen de la estación Transmilenio, con el agravante que no respetan la fila, sino que muchos invaden el segundo y tercer carril, bloqueando el paso de los demás carros que transitan por la paralela.

“Esto más que todo sucede en la tarde, pero es terrible porque se parquean a esperar y no respetan nada. Tapan dos y hasta los tres carriles, entonces los automóviles y demás carros no pueden pasar, lo que genera un trancón tremendo”, relató un pasajero que duró más de diez minutos para salir del trancón.

Puede recordar: Excrementos en el Pasaje Comercial San Mateo afectan la tranquilidad de las personas

La situación no es nueva, y lo que los usuarios y conductores dicen es que la Policía de Tránsito sabe, al igual que la Secretaría de Movilidad de Soacha, pero no hacen nada. “No entendemos por qué permiten que los conductores de los colectivos hagan lo que quieran, ¿dónde están los famosos AVE, o los agentes de tránsito? Todas las tardes es un desorden y los perjudicados somos los que tenemos que pasar por ahí”, relató el conductor de un automóvil que reside en Parque Campestre.

El llamado es a la Secretaría de Movilidad de Soacha y a la Policía de Tránsito para que coordinen acciones y no permitan el desorden que se vive en este punto de la ciudad, y a los conductores de los colectivos para que respeten el libre tránsito y solo se estacionen en el carril derecho a recoger y dejar pasajeros.