Como parte del trabajo que a lo largo de este año ha realizado el programa Soacha Joven, los estudiantes de los grados Sexto, Séptimo y Octavo del Instituto Tecnológico Los Andes (ITLA), participaron en un taller dedicado a la prevención del consumo de Sustancias Psicoactivas (SPA) y el Bullying o matoneo.


La jornada estuvo a cargo de la Psicóloga Edith Moncaleano, quien durante estos meses ha visitado varios colegios del municipio con el objetivo de orientar a los estudiantes sobre las consecuencias que puede haber para ellos, si llegan a caer en el flagelo de las drogas. Para esta ocasión, además de dar información a los estudiantes acerca de las SPA, se abordó el tema del Bullying, un fenómeno que ha tenido mucha trascendencia en la actualidad, el cual se busca prevenir para evitar casos de violencia y maltrato entre los alumnos.

Vale la pena tener en cuenta que en ese sentido, el colegio también ha venido realizando una labor preventiva a través del departamento de orientación, tomando como base lo dispuesto en la Ley 1620 de 2012 (convivencia escolar), con el objetivo de evitar que en la institución se presenten casos de este tipo, y que si en algún momento llegan a ocurrir, se puedan solucionar de la mejor manera.

“Estamos haciendo un proceso que es necesario continuar, porque a través de un taller se sensibiliza pero no se profundiza sobre la problemática. Lo que hemos logrado hasta ahora, y a nivel general en el programa es sensibilizar, hemos conectado un poco el Bullying porque es lo que es lo que más se ve, pues en los colegios donde no hay droga, hay Bullying. Un niño que ha sido afectado por este fenómeno, es más vulnerable para caer en las drogas, porque su autoestima y su manera de ver el mundo y a sí mismo, está más afectada que la de cualquier otro niño, por eso es importante trabajar en este tema a manera de prevención”, explicó Edith Moncaleano, Psicóloga del Programa Soacha Joven.

“En el colegio manejamos el departamento de orientación escolar, donde implementamos talleres dirigidos a los estudiantes, por medio del proyecto transversal de educación sexual y las escuelas de padres. Este ha siso un proceso de formación que venimos trabajando aproximadamente desde el año pasado, el cual ha continuado este año. El ejercicio se ha venido organizando en todo lo que son los procesos de formación con los estudiantes, con el apoyo de la Alcaldía Municipal de Soacha y otros organismos privados externos a la institución, que nos ayudan a alimentar este trabajo con los alumnos”, agregó Marcela Caicedo, docente del ITLA.

Los estudiantes del ITLA hablaron de la importancia de este tipo de actividades, en la tarea de prevenir que se presenten casos de consumo de drogas y matoneo, de tal manera que los estudiantes no vean obstaculizadas sus expectativas de vida y puedan tener un buen futuro:

“Son muy importantes este tipo de charlas, me parece que con esto podemos aprender sobre la honestidad y lo que tenemos para el futuro. La idea es que aprendamos a manejar este tema, para controlar que se puedan llegar a presentar casos de Bullying en el colegio, pues aunque ya hay problemas de este tipo, debemos aprender a superarlos”, dijo Julián Camilo Medellín, estudiante del ITLA.

“Esta campaña es muy buena, porque nos enseña a tener carácter y poner límites a los que nos quieren perjudicar, o aquéllas personas que se disfrazan de amigos para poder hacernos daño. Esto es importante porque nos ayuda a ser mejores personas, no meternos en lo que no debemos y a actuar bien en todo y con todos”, expresó Juan Pablo Ruiz, estudiante del ITLA.

“Estas charlas nos enseñan a no meternos en cosas malas y a no dejarnos influenciar por otras personas, que no quieren un buen camino para nosotros. Así podemos tomar mejores decisiones para ser mejores personas en el futuro y tener un buen mañana. Adicionalmente, nos permite reflexionar sobre todas las circunstancias que se presentan en la vida cotidiana de un adolescente, las cuales pueden cambiar drásticamente nuestras decisiones en el futuro”, concluyó Tatiana Galindo, estudiante del ITLA.