El fuerte aguacero que cayó en la noche del pasado domingo, no sólo hizo que el desbordamiento del Río Soacha produjera inundaciones en esta unidad residencial, sino que además las aguas lluvias que llegaron al lugar contaminaran el agua potable que estaba contenida en el tanque que provee del servicio a las personas que allí habitan.


Esta fue una de las consecuencias del fuerte aguacero del fin de semana, que para esta ocasión tiene un agravante adicional, dado que no es la primera vez que en este sector específico se presenten este tipo de emergencias, pues basta con recordar que a principios de este año y finales de 2010, la construcción de las viviendas ya habían ocasionado dificultades a las personas que residen en sectores como Tabacal y Danubio, sumado a que esta vez los afectados también están dentro de la misma urbanización.

“Por culpa de la inundación del domingo, el agua del tanque que nos provee del preciado líquido se ha contaminado, por lo cual debemos surtirnos con carrotanques que se ubican en la entrada del conjunto porque más de 300 familias han quedado sin agua potable. La inundación se presentó debido a que el Río Soacha se desbordó a la altura de la Cll.10 con Cr. 13, sitio en el que debía construirse un puente por parte de la empresa Norco, que a pesar de que tenía anticipos para ello, no ha ejecutado ningún trabajo. Ellos son los encargados de prever y evitar que esto pase, pero vemos que no ha pasado nada y por eso tenemos la emergencia sin saber qué viene ahora y cuál es la gravedad de la infección que hay en el tanque”, explicó Octavio Vargas, residente de Tejares I.

Desde la noche del mismo domingo y la madrugada del lunes, la inundación bajó, pero el agua tomó rumbo hacia Tabacal y Danubio. En cuanto a los afectados, se sabe que son cerca de 200 familias y que por supuesto, el agua se rebosó hacia el tanque:

“Eso nos da a entender que esta obra no tuvo una correcta planeación, dado que sus constructores no fueron capaces de prever que hay un río y que son ellos los que tienen que arreglar el cauce en el puente. Además, toda la construcción quedó mal, pues anteriormente ya se habían presentado afectaciones principalmente en los primeros pisos, aunque se debe decir que esta es la primera vez que nos inundamos. Norco no ha hecho la conexión con el acueducto a pesar de que ya se van a entregar todas las viviendas. Carecemos de un sistema de acueducto y debemos surtirnos con los tanques, pero como vemos, la lluvia contaminó el agua que teníamos para saciar nuestras necesidades”, concluyó Vargas.