Esta situación le corresponde resolverla al concejo municipal.
En primer lugar se debe plantear un nuevo modelo de relaciones con Bogotá porque bien sabemos que los servicios públicos como agua, luz, alcantarillado, teléfono, aseo, corabastos, frigoríficos y próximamente Transmilenio, son suministrados por la capital de la república.


Entonces se justifica que los impuestos de los mencionados servicios sean iguales en cuanto a sus costos para los habitantes de Soacha como para los habitantes de Bogotá?. Un alto conglomerado soachuno manifiesta que no es justo y que además son muy elevados; si los comparamos con otros municipios de Cundinamarca y el país.

Para esto se requiere un alcalde municipal, que además de los conocimientos necesarios y la capacidad suficiente, se siente con el burgomaestre del distrito y el concejo de Bogotá, y haciendo uso del derecho de igualdad que le corresponde al municipio y de tu a tu se discuta sobre el tema de la referencia como son los servicios públicos en Soacha.

Otro tema de actualidad entre Bogotá, Cundinamarca y Soacha, es el del dormitorio de la capital, «Ciudad Verde».

Si miramos, la lógica presupuestal del municipio no alcanza para resolver necesidades sino de un 60% de sus habitantes, según el DANE 350.000, y con situado fiscal de 35.000’000.000 de pesos a sabiendas de que en el presente año los habitantes del municipio pasan de los 800.000 y con un presupuesto aproximado de 350.000’000.000, por consiguiente en el año 2012 su presupuesto no va a ser suficiente para resolver las necesidades en ese mismo 60%, porque con los habitantes de Ciudad Verde, la población llega a 1’300.000 habitantes.

Yo me pregunto: ¿cuál es el interés que tiene Cundinamarca y Bogotá en Soacha?, únicamente político? o también económico y social?, creo que los tres.

Pero para qué?, para hacerla capital del departamenteo?, que bueno sería para el municipio de Soacha. Otra pregunta sería: ¿será que estos dos elefantes blancos ya nos tienen encadenados en la mente para pasaportarnos al municipio del olvido y dar a los soachunos la estocada final convirtiéndonos en una localidad más de Bogotá?. No podríamos comparar al municipio de Soacha con la localidad de Bosa, cuando esta fue anexada al Distrito Capital, sino Soacha como localidad sería la única «híbrida socialmente» de todo el país con un 80% de desplazados y que traería además de la desigualdad, el hambre y la miseria en un extremo para decir que sería la verdadera hecatombe del país.

[email protected]