Tras las reiteradas denuncias sobre las presencia de paramilitares y bandas criminales en Soacha y la defensa de las autoridades al negar que en este municipio operen grandes organizaciones delictivas, los habitantes que viven en las zonas señaladas evidencian la disputa territorial por el mercado de estupefacientes y en algunos casos el reclutamiento de menores para que ingresen a estos grupos al margen de la ley.

Uno de los sectores señalados de albergar Bacrim y autodefensas es Altos de la Florida, ubicado en la comuna seis de Soacha. Los mismos habitantes narran situaciones difíciles para ellos, ya que son reiterativos los casos en que han tenido que observar balaceras y panfletos amenazantes.

“Yo llevo 12 años viviendo en esta zona y la verdad he observado muchas veces enfrentamientos por el territorio. Se agarran a plomo y cuchillo por coger el mercado de bazuco y marihuana, incluso hay veces aparecen muchachos muertos y dicen que son de las bandas que operan en el sector”, aseguró un habitante que pidió no revelar su nombre.

Los residentes murmuran mucho pero pocos se atreven a hablar. Sin embargo, aunque no aseguran que se trate de Bacrim o paramilitares, sí coinciden en afirmar la presencia de grupos y organizaciones delincuenciales que siembran terror en esta zona de la ciudad.

“No sé si serán bandas criminales o qué, pero lo cierto es que no es la primera vez que llegan panfletos amenazando a los muchachos, incluso han asesinado a jóvenes por resistirse a aliarse con ellos, o por contar lo que pasa”, narró otro habitante del barrio.

La comunidad asegura que el silencio es tenso, tanto así que ya les tocó acostumbrarse a las balaceras, los enfrentamientos con armas blancas y hasta a los asesinatos que suceden de un momento a otro.

Pero a lo anterior las autoridades le han salido al paso y aseguran que si bien es cierto hay alta presencia de delincuencia en los sectores señalados, niegan contra viento y marea la presencia de Bacrim y grupos paramilitares. Incluso, el comandante de Policía del departamento, coronel Flavio Mesa, aseguró que en lo que va corrido del año han disminuido de manera drástica las cifras de homicidio en Soacha, se han desmantelado bandas delincuenciales dedicadas al microtráfico y no se ha tenido conocimiento de reincidencia de bandas criminales en el municipio.

El oficial dijo que en enero se presentaron cinco homicidios menos en las comunas tres, cuatro y cinco que el mismo mes del año anterior. “En febrero pasamos de 18 a 9 homicidios y en marzo tuvimos 13 frente a 20 del año 2014”, indicó el oficial.

Mesa dijo además que en el municipio se han presentado grandes capturas y el desmantelamiento de bandas delincuenciales, aunque reconoció que hay un comportamiento mafioso de otros delincuentes que quieren ocupar estos lugares y tomar el control de las zonas.

Lo cierto es que la novela sigue entre quienes aseguran que en Soacha hay Bacrim y paramilitares, y aquellos que niegan el hecho al afirmar que sólo se trata de bandas dedicadas al microtráfico y a delinquir en algunos sectores de la ciudad.