En un espacio pedagógico liderado por la Escuela Superior de Administración Pública (ESAP) y Revista Semana, el alcalde de Soacha, Eleázar González, y su homólogo de Neiva, Rodrigo Lara, compartieron escenario para hablar de las ventajas y dificultades de los municipios para el posconflicto, bajo la mirada de la construcción de paz y reconciliación desde las regiones de Colombia.


Teniendo en cuenta que el país tiene territorios generadores de violencia y otros receptores de la misma, el primer mandatario municipal señaló que Soacha por décadas ha recibido a las víctimas del conflicto interno, registrando en la actualidad 55 mil en la Unidad para la Atención y Reparación Integral a las Víctimas.

Asimismo, indicó que por su cercanía a Bogotá y la problemática social abordada con anterioridad, en el municipio reside más de 1 millón de personas; sin embargo, no se tiene una actualización del censo poblacional que registre tal crecimiento; por lo tanto, los recursos girados por el Gobierno Nacional no son suficientes para dar solución a las necesidades en educación, movilidad, infraestructura vial y salud, entre otras.

“Soacha no está preparada en su totalidad para llevar a cabo el desarrollo del posconflicto, pero sí es la oportunidad perfecta para que las víctimas, comunidad y desmovilizados fortalezcamos los proyectos y acciones para sacar un posconflicto donde la inclusión sea la prioridad”, enfatizó González Casas.

Finalmente, en el conversatorio se destacó el trabajo que realiza el Consejo Municipal de Paz en Soacha, donde participan diferentes actores de la sociedad y hay presencia del Estado, por medio de las entidades públicas en donde todos confluyen para la consolidación de territorios en paz y la búsqueda de la felicidad que contribuya al cierre de brechas socioeconómicas y la transformación social.