El Ministerio de Cultura ha aportado presupuesto para realizar un proyecto piloto de formación musical en familias beneficiarias de Red Unidos. Los formadores son docentes de música del municipio, quienes han utilizado diferentes estrategias para cautivar a sus grupos, porque después de más de un mes de clase no han recibido los instrumentos e implementos necesarios para optimizar el proceso.

“Tejiendo música” es una propuesta de formación musical que beneficia a familias pertenecientes a Red Unidos, se concibe como un proyecto piloto del Ministerio de Cultura, entidad que ha seleccionado a Soacha para su aplicación. “El Ministerio eligió al Municipio, porque existe población focalizada de Red Unidos, también porque al haber cercanía física con Bogotá, se hace más fácil la supervisión, asesoría y aprendizaje de la experiencia para poder así llevarla a todo el país. El Ministerio aportó el presupuesto que es administrado por el municipio, quien además se encargará de suministrar transporte y el personal idóneo para su aplicación. Más que formar músicos, el proyecto piloto de música busca que la población beneficiaria alcance el logro 36 propuesto por Red Unidos, allí se reconocen oportunidades de participación, acceso a actividades culturales, reconstrucción de tejido social y buen uso del tiempo libre”, afirmó César Parra, asesor del Viceministerio de Cultura.

Los talleres de música se ofrecen en el Centro Integral de Promoción Cultural del barrio la Isla, por esa razón, cogestores de Red Unidos se han encargado de convocar a familias de la comuna cuatro que viven en el sector. La comunidad acogió con entusiasmo la propuesta que inició el pasado 21 de agosto, en ella participan niños, adolescentes, jóvenes y adultos interesados en adquirir habilidades musicales; cada grupo etario cuenta con un docente encargado que todas las tardes de los martes y sábados ofrece a sus estudiantes un espacio de formación musical y la posibilidad de adquirir experiencias que fortalezcan el tejido social.

La propuesta se fundamenta en cuatro ejes: voz, cuerpo, instrumento y práctica colectiva. Esta última es la esencia del proyecto ya que la interacción de la comunidad, la búsqueda de posibles opciones de vida a partir de la música, la socialización de experiencias, el acercamiento a alternativas culturales, la creación de propuestas musicales grupales son las que dan coherencia al nombre del proyecto “Tejiendo música”.

Al final del proceso formativo, los diferentes grupos celebrarán el 25 de noviembre el día de la música, durante la jornada tocarán junto a la banda municipal y presentarán el resultado de su trabajo durante los talleres. Docentes y participantes se están preparando para la celebración, sin embargo, después de más de un mes de clase aún no se cuenta con los instrumentos musicales necesarios para hacer una práctica exitosa.

pp-183.jpg

“Desde que inició el proyecto “Tejiendo música” estamos esperando los instrumentos musicales para el óptimo desempeño de los talleres, hemos apelado a diferentes estrategias de clase para trabajar aspectos como ritmo, voz, lectura de gramática básica; sin embargo, los participantes se están desmotivando porque desde que empezamos el proceso formativo, se les indicó que tendrían sus instrumentos en un tiempo determinado” indicó Oswaldo Acosta, docente del grupo de adultos del proyecto.

Por su parte, María León, una de las participantes del proyecto afirma “A mí me gustan mucho las clases, pero están faltando los instrumentos, los necesitamos para trabajar mejor. Le he propuesto a mis compañeros de grupo que pasemos una solicitud formal a la persona de la alcaldía que le corresponda la compra de los instrumentos, porque en realidad estamos atrasados para prepararnos para la celebración del día de la música.”

Cada semana que pasa se acerca la fecha de la celebración del día de la música y la compra de instrumentos aún no se define. La Dirección de Cultura ha indicado que aunque el presupuesto existe porque fue entregado por el Ministerio de Cultura, internamente existen muchos trámites que impiden su rápida consecución. El Director de Cultura, Ricardo Clavijo informó: «Somos conscientes de las implicaciones pedagógicas que existen al no tener los instrumentos musicales para el trabajo con los estudiantes. Desde hace varios días se están recibiendo cotizaciones para los estudios correspondientes, aunque ya se han recibido varias, no han cumplido con los requisitos indicados, se espera que al terminar esta semana ya se tengan las cotizaciones necesarias, para así poder publicar la convocatoria y realizar la compra lo más rápido posible».

Pero mientras esto sucede, los docentes y más de 100 asistentes a las clases tendrán que seguir realizando ejercicios de voz, percusión con palmas e inventándose diferentes estrategias que no desmotiven la participación de la comunidad.