Más de 130.000 supermercados que resultan involucrados cada año en más de 25.000 investigaciones por parte de la Secretaría de Salud del Distrito, entidad que además responde por las quejas de los consumidores en la materia.


Jaime Urrego Rodríguez, director de Salud Pública Distrital, asegura que el papel de las autoridades sanitarias nacionales comienza por los controles. “Lo primero es intervenir, si no se cumplen con las normas. Y si no hay un cumplimiento inmediato, se toman medidas como una plan de mejoramiento. Cuando es muy grave, procedemos a sellar el establecimiento”, explicó el funcionario. Un caso reciente por higiene y salubridad en el comercio se presentó a comienzos de año, cuando la misma entidad selló durante un día las puertas del centro comercial Centro Mayor, por el mal estado de sus baterías de baños.

Las causas de quejas que reciben los entes territoriales de salud y el Instituto Nacional de Vigilancia de Medicamentos y Alimentos (Invima) varían. Las más comunes son la ausencia de fechas de vencimiento, falta del registro sanitario, elementos extraños hallados dentro de la compra y capítulos como reciente sucedido en Jumbo. Voceros del Invima explicaron que su competencia es garantizar que los productos sean aptos para el consumo y no tengan anomalías de fábrica. “Ya en el momento en que salen y pasan a comercialización, no es nuestra competencia. En este caso, corresponde a las secretarías”.

El Ministerio de Salud indicó que su deber es promulgar las normas que deben cumplirse. Como el Decreto 3075 de 1997, expedido durante la presidencia de Ernesto Samper, cuya aplicación legal es responsabilidad del Invima y las autoridades seccionales. Dicha disposición establece que corresponde al Invima ejecutar las políticas; y a las entidades territoriales, ejercer la inspección, vigilancia y el control. En el Invima, el conducto es informar de la queja al correo invimaqr@invima.co, detallando el motivo, la ciudad, el departamento, la dirección del negocio, el nombre del producto y la compañía que lo fabrica.

“La respuesta tardan 15 días hábiles, desde el recibo de la solicitud”, comentó el vocero. Miles de quejas anuales Jaime Urrego precisó a LR que la Alcaldía Mayor de Bogotá maneja cada año entre 25.000 y 30.000 investigaciones, por muchos temas relacionados con “situaciones sanitaria”. “Los consumidores pueden llamar (a la línea 3649090) y quejarse ante la Secretaría de Salud y explicar por qué no encuentra adecuadas las condiciones sanitarias del producto que adquirió, o del lugar donde hizo la compra”, explicó el director de Salud Pública de Bogotá. Con lo expresado por el ciudadano, el paso siguiente es realizar la investigación.

Si se comprueba que hay incumplimiento, las multas que permite la ley son de hasta 10.000 salarios mínimos. (Ver infografía) “Las sanciones económicas dependen del establecimiento y de la clase de falta”, concluyó el funcionario, quien no quiso detallar montos.

Éxito dice que no es investigado por asuntos sanitarios
Voceros de Cencosud respondieron que no darán más declaraciones del caso, distintas a las expresadas en un comunicado emitido la semana pasada. “Estamos realizando la revisión de la bodega y los ajustes pertinentes, hasta garantizar su seguridad para el almacenamiento y manejo de los productos”. Consultado por LR, el Grupo Éxito aseguró que no tiene “ninguna investigación” por casos como el mencionado. “Tenemos establecido un sistema propio llamado Sisca (Sistema de Calidad) que se aplica para todos los almacenes, centros de distribución e industrias de la compañía, con el fin de minimizar riesgos, y gestionar y controlar la calidad de nuestros productos”.

Las opiniones

Pablo Felipe Robledo
Superintendente de Industria y Comercio
“La única autoridad que protege al consumidor no es la Superintendencia de Industria y Comercio. En el tema sanitario son el Invima y las autoridades territoriales de salud”.

Jaime Urrego Rodríguez
Director de Salud Pública de Bogotá
“Tenemos muchas investigaciones abiertas en la ciudad. En la Alcaldía manejamos más de 25.000 a 30.000, por muchos temas de salubridad e higiene”.

Fuente: Germán Corcho, Larepública.co