Desde el pasado mes de julio, la CAR de Cundinamarca había lanzado advertencias sobre la construcción del Complejo Funerario Jardines de la Fe que se está adelantando en el municipio de La Calera, razón por la cual la Alcaldía le puso la lupa al proyecto que finalmente fue suspendido este miércoles por algunos incumplimientos del consorcio.

La misma entidad había advertido previamente que ya se había ordenado la apertura de una indagación preliminar en contra de la sociedad CONSORCIO EXEQUIAL S.A.S., encargada de adelantar el proyecto, por no presentar ante la entidad el Plan de Manejo Ambiental de RCD, obligación requerida por las actividades de generación de residuos de construcción y demolición que se hallaron durante una visita de verificación, realizada en el mes de febrero.Según Camilo Ferrer. Director Jurídico de la CAR Cundinamarca, este complejo, que se adelanta en el predio Santa Rosita, ubicado en jurisdicción del Municipio de La Calera, vereda Altamar.

“Además de incumplir con la norma de RCD, también va en contravía del objeto presentado en principio ante la autoridad ambiental, pues a la Corporación se le solicitó un concepto de viabilidad para el proyecto de Bosque Cenizario, que se relacionaba con el desarrollo de un bosque en el que se haría la siembra de árboles sobre las cenizas producto de la incineración de cuerpos, y en ningún momento se hizo referencia a un proyecto de Bosque Cementerio con la consecuente construcción de hornos crematorios y de bóvedas para depositar cadáveres, como el que se está ejecutando actualmente”, explicó el Director Jurídico.
Ante la solicitud de este concepto de viabilidad, que fue presentado en enero de 2019, la CAR realizó la consulta pertinente ante Ministerio de Salud, en la que se aclara que las cenizas de cadáveres no representan un riesgo sanitario.


Sin embargo, la entidad informó en su momento que se debía contar con el concepto de uso del suelo emitido por la Secretaría de Planeación del municipio o quien haga sus veces, en donde se indicara que este tipo de actividades -“Bosque Cenizario”-, estaban permitidas o se podían desarrollar de acuerdo con lo establecido en el Plan de Ordenamiento Territorial vigente del municipio.
También informó que los permisos ambientales de su competencia, que se requirieran para el desarrollo del proyecto, de ser viable su ejecución de acuerdo con el concepto de uso del suelo, debían ser tramitados antes del inicio de las actividades.

La ciudadanía tambien realizó movilizaciones e incluso, por Change.org hizo un llamado a la clausuración del proyecto: https://www.change.org/p/lacaleraoficial-no-al-complejo-funerario-regional-de-capillas-de-la-fe-en-el-municipio-de-la-calera-cundinamarca-muertealcementerio-car-cundi-fiscaliacol-pgn-col-cgr-colombia

Las recomendaciones no se atendieron, por eso el pasado 7 de marzo la CAR de Cundinamarca anunció que compulsaría copias del caso ante la Fiscalía para que investigara si entre las actuaciones de la Secretaría de Planeación del municipio, correspondientes a la pasada administración, se cometió algún tipo de delito al presuntamente modificar los usos del suelo en la zona donde se está realizando este proyecto. Así las cosas, la construcción de este cementerio quedó suspendida y seguramente tendrá un desarrollo en los estrados judiciales para definir si se hará o no la obra.

Apoyo: CAr, Radio SAntafe, semana sostenible
Foto: Change.org