Una verdadera demostración de talento, organización, trabajo en equipo y perseverancia fue el reflejo que dejó en el público asistente el IX Festival de expresión corporal realizado por las estudiantes de atención a la primera infancia de la Escuela Iberoamericana de Ciencias Técnicas.


Luego de dos meses de preparación y de un trabajo arduo que implicó disciplina, constancia y dedicación, las estudiantes de tercer y cuarto semestre del programa de atención a la primera infancia salieron al escenario para demostrar que con voluntad se pueden mostrar excelentes resultados.

“Excelente, muy bonito, todo bien organizado, la presentación estuvo bastante activa, no fue una presentación de esas que uno se duerme, sino por el contrario, estuvo entretenida de principio a fin. Además siento mucha satisfacción y alegría porque mi hija estuvo ahí, son triunfos de ellos que también los compartimos como padres”, manifestó María Yolanda Ortiz, madre de Vanesa Fernández Ortiz, estudiante de IV semestre de atención a la primera infancia de la EICT.

Para el profesor Iván de Ávila, docente de expresión corporal de la EICT, el evento le dejó una sensación que solo hay que vivirla para poderla sentir, “es algo difícil de expresar porque cuando uno visualiza qué es lo que quiere y ve que lo que se hace está más allá de las expectativas, pues se convence que la juventud está copiando las cosas buenas, además este tipo de actividades culturales sirven precisamente para que los jóvenes aprendan y aprovechen su tiempo libre, y vean en la cultura, el arte, el deporte, las buenas compañías, las buenas acciones y los buenos hábitos como el único camino para que este país cambie”.

El docente coincidió con esa sensación que dejó el evento una vez finalizó. “Aquí hay niñas que deberían estar estudiando artes escénicas o participando en la voz Colombia u otro concurso, hay estudiantes con demasiado talento y ojalá que en su profesión logren multiplicar y así mismo en las réplicas a sus estudiantes puedan transmitir esas cualidades artísticas que tienen”.

Por su parte, Jennifer Quintero, estudiante de la Escuela Iberoamericana de Ciencia Técnicas, dijo:

“Valió la pena tantos ensayos porque nos preparamos mucho tiempo y se demostró que hubo coordinación, unión, trabajo en equipo, el apoyo de los docentes fue excelente. Nos convencimos una vez más acá en el IX festival que sí podemos hacer un evento tranquilo, con calma y bien organizado, porque todo nos salió muy bien”.

Una de las cosas para resaltar fue la participación de niños en algunas presentaciones, teniendo en cuenta que sus protagonistas son estudiantes del programa de atención a la primera infancia.

“Sí, participaron niños que también fueron ensayados por nosotras, ellos participaron y sacaron todo su talento para apoyarnos. También quiero resaltar la presencia de los padres de familia y de los estudiantes de la misma escuela de criminalística, el hecho de estar aquí es un gran apoyo”, agregó Jennifer.

El evento terminó con una buena presentación grupal en cabeza del docente Iván de Ávila. “Soy de las personas que siempre me ha gustado el deporte, el arte, la cultura, y no podía dejar pasar esta oportunidad para que ellas se sientan con un respaldo y mucho más tranquilas en presentar lo que hicieron”, finalizó.