Habitantes del Rincón de Santafé, el Trebol y otros barrios aledaños al centro Comercial Mercurio se enfrentaron ayer con la policía reclamando atención prioritaria por la fuerte inundación que se registró en el sector.


Según Patricia Capera, presidente de la Junta de Acción Comunal de Rincón de Santafé, la inundación se registró desde la noche del Sábado advirtiendo que desde ese momento se avisó a la Empresa de Acueducto y a las demás autoridades. Sin embargo, «con el aguacero de ayer las cosas se complicaron y todo el sector se nos inundó; hubo pérdida de electrodomésticos, enceres y mercancías de algunos negocios».

La reacción de los habitantes ante la emergencia y debido a que no fueron atendidos por las autoridades, fue la toma de la Autopista Sur, situación que generó un pequeño enfrentamiento con la policía. «Salimos a protestar por el desespero que nadie nos ponía cuidado, pero la policía nos sacó con gases lacrimógenos afectando a un anciano y a un joven», dijo Pedro Nel Gutierrez habitante del sector.

Para algunos integrantes de la comunidad la inundación se registró debido a los trabajos que realiza la Empresa de Acueducto en la comuna tres. Marcela Romero, coordinadora de la gerencia de la zona cinco de la E.A.A.B., dijo que debido a las fuertes lluvias la capacidad hidraúlida de los canales, caños y ríos se excedió y eso se refleja en inundaciones, sumado a basuras, escombros y residuos que se arrojan a los mismos.

«Nosotros como acueducto hoy adquirimos un compromiso con la comunidad de este sector para ejecutar actividades puntuales que van a mitigar la inundación en puntos críticos. Adicionalmente hay que tener en cuenta que la empresa adelanta en la zona contratos e inversiones a través de la realización de colectores e interceptores con costos que superan los 40 mil millones de pesos y que se reflejarán en soluciones a mediano y largo plazo», agregó la funcionaria.

Fruto de una reunión que se realizó ayer entre la comunidad, el municipio y miembros de la Empresa de Acueducto, ésta última se comprometió a mantener una cuadrilla permanente las 24 horas para que atienda cualquier emergencia en la zona.

En la reunión se acordaron varios puntos fruto de las peticiones comunitarias, los cuales quedaron plasmados en un acta firmada entre las partes. Hoy se reunirá una comitiva de los barrios afectados con el secretario de Infraestructura Pastor Borda.