En el barrio Villa Mercedes de la comuna cuatro la familia Buriticá desalojó ayer voluntariamente un terreno que pertenece a la parroquia del sector.


El Convento Santo Domingo instauró demanda de desalojo contra la familia, compuesta por cinco personas, y el 22 de enero pasado se dio la orden, a través de la inspección sexta, para que se hiciera efectiva la medida. Sin embargo se logró concertar con quienes ocupaban el terreno y accedieron a desocupar el inmueble de manera pacífica y voluntaria.

registraduria-nacional.jpg

La alcaldía municipal, a través de la Secretaría para el Desarrollo Social, verificó las condiciones infrahumanas en que tres adultos mayores, un menor y un adulto vivían. Por esta razón la administración entró a apoyar a la mencionada familia en los siguientes aspectos:

• Gestión de subsidio de arrendamiento por dos meses

• Apoyo con materia prima para la instalación de un puesto de comidas rápidas

• Subsidio económico para adulto mayor

• Se gestiona en este momento empleo con una empresa de vigilancia para la persona que responde por los adultos mayores y el menor

• Por ser población en condición de discapacidad recibieron carta cheque, al estar incluidos en base de datos de Acción Social

• Se le asignó además subsidio de proyectos productivos.

Cabe mencionar que en la zona queda otra familia que debe salir del lugar, por estar dentro del terreno del comedor comunitario y donde además está ubicada la iglesia de Villa Mercedes; sus integrantes se han resistido a conciliar y seguramente tendrán que ser desalojados por ocupación de hecho.