En Sibaté, 50 empleados de la multinacional alemana Henkel, la Fundación Catalina Muñoz y miembros de la comunidad, ayudaron a darle cierre a la reconstrucción de un parque deportivo ubicado en la Cancha Chacua, Vereda Chacua, que no solo tenía serias deficiencias y estaba en peligro de colapso, sino que presentaba graves problemas de oxidación y filtraciones. Los voluntarios involucrados en el proyecto modificaron el cerramiento, pintaron los camerinos e hicieron la adecuación y marcación del terreno.

“Es un privilegio estar trabajando para esta comunidad que desde hace tantos años nos necesita. Nosotros somos una compañía que no solamente produce productos extraordinarios a nivel tecnológico, además desarrollamos iniciativas con enfoque social, es parte del adn corporativo apoyar las comunidades donde operamos”, afirmó Carlos Abril, gerente del negocio de Adhesivos de Construcción y Consumo para Colombia y la Región Andina de Henkel.

La jornada, que involucró 300 hora/hombre de trabajo,  beneficiará a 4.000 personas de la comunidad, que después de 11 años pueden disfrutar de un espacio recreativo en perfectas condiciones, que cuenta con una cancha de baloncesto, voleibol y camerinos con diseños artísticos en su fachada. El parque se encuentra a unos 50 metros de la escuela de la vereda, por lo que los niños serán los protagonistas de las actividades que aquí se desarrollen de ahora en adelante.

Como parte del cierre de la celebración, empleados de la compañía entregaron más de 100 regalos navideños a niños de la Fundación Suburbanos de las veredas Santa Teresa, Mirador y Chacua, y se disfrutó de una celebración que involucró competencias recreativas de Stun y contó con la presentación del coro navideño conformado por niños y acompañamiento de Djs que amenizaron la gran jornada.

“Es un sueño hecho realidad. En este terreno, donado hace ya más de 45 años, se habían alojado el descuido y la indiferencia. Pero hoy, gracias a la Fundación Catalina Muñoz y la empresa Henkel, podremos volver a contar con un espacio de integración familiar. Renovar y cuidar este parque es un desafío, pero estamos seguros de que nos dará años de gratificación”, afirmó Bárbara García, líder de la comunidad.

La entrega del parque deportivo a líderes de la comunidad se hizo después de mes y medio de jornadas de limpieza, repavimentación y renovación de ventanas y pisos de los camerinos. Los artistas participantes del mural colectivo plasmaron su arte inspirado en tradiciones del municipio.

El programa Welcome Home

El programa Welcome Home se inició en el 2016 y desde entonces ha logrado participar en más de 6 proyectos diferentes al año, consiguiendo un total de 14 días de voluntarios en 6 países en los que se ha ayudado a instituciones académicas, familias y niños necesitados. El objetivo es dar a la gente iniciativas para renovar y construir espacios en donde puedan desarrollar mejores relaciones, y contar con espacios seguros y sanos.