Si usted ha oído hablar de temas como el Mes de la Juventud o el Centro de Desarrollo Juvenil, esta información es de su interés.


Después de casi cinco años, finalmente comenzó a implementarse la Política Pública de Juventud en Soacha, un proceso construido en conjunto con los jóvenes del municipio.

La historia comenzó en el 2005, cuando las organizaciones juveniles se reunieron en un organismo llamado Mesa Autónoma de Juventud de Soacha, con el fin de empezar a formular una política pública que se articulara con los diferentes proyectos en los que cada una venía trabajando desde el 2003 (Ver ‘Los orígenes…’).

Hoy, la iniciativa se basa en cuatro ejes fundamentales: «El primero agrupa todo lo referente a educación, productividad y empleo. El segundo, contiene la parte de derechos, aquí se encuentran las conclusiones de las categorías de diagnóstico, inclusión y exclusión, familia, convivencia y gobernabilidad. El tercero es sobre el tema de territorio, salud, vicios y consumos. Y el cuarto agrupa lo que tiene que ver con imaginarios juveniles, libertades, autonomía y el desarrollo de la personalidad de los jóvenes soachunos», dice Diana González, politóloga especialista en políticas públicas, coordinadora del programa de juventud de la Alcaldía de Soacha.

«Esta política es una prioridad para el departamento, dadas las condiciones adversas que se presentan en el municipio para el desarrollo de las capacidades de los jóvenes. Se tiene en cuenta que las situaciones adversas están disminuyendo el potencial de ellos y si no se invierte en los jóvenes de 15 a 29 años en este momento, seguramente en unos cinco años nos estaremos dando cuenta de la disminución en los índices de crecimiento y desarrollo en el municipio, lo cual es bastante grave», afirma González.

Las metas de la política

Dentro de las metas de la política de juventud se encuentran la conformación del Consejo Municipal de Juventud, que será una instancia de participación consultora conforme a lo dispuesto en la Ley Nacional de Juventud, para que desde allí los jóvenes puedan asesorar la construcción de políticas públicas en el tema.

“Su función específica será hacer un acompañamiento, un control social de la implementación de esa política y, de acuerdo con las evaluaciones y monitoreos que se hagan, se realizarán las modificaciones necesarias», explica la coordinadora.

Uno de los grandes proyectos de la política de juventud es el Centro de Desarrollo Juvenil (CDJ), el cual empezó a operar desde el 2 de diciembre del año pasado. En este espacio se ofrece a los jóvenes talleres de formación y participación, asesoría y ofertas de servicios por parte de las instituciones y organizaciones que se han articulado con el CDJ.

Otro de los proyectos de ‘Soacha Joven’, es la realización del mes de la juventud, celebración que tuvo su primera edición en el año 2006 y que en cada una de sus versiones ha permitido a los muchachos disfrutar de espacios recreativos y culturales como conciertos, conversatorios, campamentos y cine foros.

Los orígenes de la iniciativa

Con el objetivo de dar un primer paso en la formulación de la política de juventud, a principios del 2007 se suscribió el proyecto ‘Metodológicamente Soacha Joven’, en el que se realizó una caracterización de la situación de los jóvenes y adolescentes de Soacha para hacer un diagnóstico del trabajo realizado en las seis comunas y los dos corregimientos del municipio, además de todos los entes de población juvenil que fueron vinculados al proyecto.

A partir de este diagnóstico, se elaboró un nuevo documento del que se creó un proyecto de acuerdo para que fuera debatido y aprobado en el Concejo Municipal. Finalmente, en el 2008, se dio vía libre a la implementación de la política de juventud del municipio de Soacha, incluida en el Plan de Desarrollo ‘Soacha para vivir mejor’.

La realización del proyecto contó con la ayuda del Pnud (Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo), que brindó asesoría para que se convirtiera en una política pública.