Corría el año de 1963 cuando el capellán de la Universidad Nacional de Colombia con sede en Bogotá, era (el cura guerrillero) Camilo Torres Restrepo y quien a la vez se desempeñaba como decano de la facultad de sociología de dicha universidad; por consiguiente fue profesor de miles de estudiantes de Ciencias Sociales y que tuvimos el privilegio de ser sus alumnos.


En aquella época, aprovechando la amistad del padre Camilo Torres Restrepo con un grupo de soachunos, y especialmente con el grupo «MIRAS» (Movimiento Independiente Revolucionario de Acción Social); grupo este conformado por 25 personas de las cuales 15 eran conmigo estudiantes universitarios y diez representantes de la acción comunal; logramos invitar al capellán en mención, para que viniera a Soacha a dictar conferencias sobre la problemática del pais de ese entonces y cuyos conversatorios se realizaron en el Secretariado Social de Soacha, gracias a la directora de esa institución doña Leonor Puyana de Bermudez. Estas conferencias se dieron en cuatro sábados consecutivos y a las que asistimos no solamente los integrantes de MIRAS, sino también aproximadamente 25 líderes comunales que representaban a igual número de barrios de la época. Este ciclo de conferencias concluyó con una grandiosa manifestación que se realizó en la cancha General Santander a donde asistieron más de 300 personas para escuchar al padre Camilo Torres Restrepo.

Recuerdo que en su discurso expresó frases visionarias como: «Soacha por encontrarse a las goteras de la Capital de la República, va a tener un crecimiento demográfico increible y por consiguiente los problemas en lo político, económico, social y religioso serán monumentales, y que teníamos que estar preparados para ese futuro que le esperaba al municipio. Que sería un reto para las futuras generaciones buscar soluciones definitivas. Que las acciones comunales tenían una responsabilidad grande con el municipio y que debían comprometerse desde ahora en el desarrollo municipal y comenzar a resolver sus problemas con sus propios recursos y no esperar que vinieran a resolverlos los gamonales de turno o personas extrañas porque eso no se iba a presentar».

Debo mencionar que el padre Camilo Torres Restrepo perteneció al grupo de GOLCONDA (Movimiento de Izquierda dentro del Clero Colombiano), y al que también perteneció quien fue presbítero y cura párroco de Soacha, Monseñor Cándido López Valencia, fundador del grupo MIRAS DE SOACHA.

PD. El barrio Camilo Torres Restrepo del municipio de Soacha, tomó este nombre en memoria del cura guerrillero, porque su nombre primitivo era La Cantera, barrio del cual me enorgullezco de ser oriundo.

Pedro Julio Sánchez Vásquez

[email protected]