En la madrugada de este sábado, un fuerte vendaval acompañado de una intensa borrasca azotó a parte de la zona rural y urbana de Sibaté, Cundinamarca.

 Según las autoridades municipales, aunque el fenómeno natural originó  cuantiosas pérdidas materiales, no dejó heridos ni muertos en la zona.

“Afortunadamente no tenemos víctimas fatales ni heridos, solo pérdidas materiales como cubiertas y tejas, y la caída de cerca de 10 árboles que taponaron algunas vías rurales y urbanas”, aseguró el alcalde de Sibaté, Edson Erasmo Montoya.

Unidades del Ejército apoyaron a Gestión del Riesgo para despejar las vías

Según el mandatario, muy temprano salieron tres equipos de Gestión del Riesgo para atender la emergencia. “Ellos estuvieron toda la mañana destaponando las vías y recogiendo escombros”, añadió.

Entre tanto, el coordinador de la oficina de Gestión del Riesgo, Esteban Urrego, dijo que espera terminar los trabajos sobre las 3:00  o 4:00 p.m. para habilitar todas las vías afectadas.

Finalmente, el alcalde Montoya hizo un llamado a la calma y reiteró su compromiso con la comunidad sibateña.