Si bien la apertura de la carrera 5 que conecta a la avenida 3M ha sido una solución vial, residentes del barrio Satélite dicen que se convirtió en un problema.

La comunidad reconoce el esfuerzo y compromiso del alcalde Juan Carlos Saldarriaga al comprar la residencia que obstaculizaba el paso, la misma que se ubicaba al lado del callejón que limitaba con la Universidad de Cundinamarca, y que el pasado viernes 23 de octubre fue derribada para prolongar la carrera 5.

Recordar: Se derribó casa que abrirá paso a importante vía en la comuna dos de Soacha

No obstante, ahora los vecinos del Satélite piden que se arregle de manera urgente para evitar problemas que se están presentando. “Está bien que la hayan abierto, pero como no la pavimentaron ni la arreglaron, ahora hay un tierrero espantoso y uno vive enfermo, yo permanezco con mucho dolor de garganta por esa pasadera de carros y el polvo que se levanta. Además dejaron un desnivel muy feo, el otro día un vehículo se fue allá y mi hijo le tocó salir y ayudarlo a sacar”, dijo Gloria Jiménez, residente del barrio.

Otra residente aseguró que su casa permanece llena de polvo desde que se abrió la vía. “No solo son las puertas, vidrios y ventanas. Por más que uno cierre, el polvero es terrible: en los muebles, el piso, la ropa y hasta la loza; la verdad pedimos que se pavimente y se arregle ese tramo porque nos está perjudicando demasiado”.

 Otro problema es que vecinos y gente de otros sectores deja escombros en este sitio, incluso aprovechan un desnivel que quedó para arrojarlos ahí. De igual manera hay habitantes del mismo barrio que aprovechan para dejar los excrementos de las mascotas en el lugar.  

La vía es utilizada para dejar y regar escombros

“Los mismos vecinos dejan las bolsas de basura, sacan los perros y no recogen los excrementos. La gente no toma conciencia, qué les cuesta recoger y botar en una caneca, y los que sacan escombros, pues que llamen a la empresa, ellos los recogen, pero aquí no hay cultura para hacer las cosas”, añadió doña Gloria.

Un conductor de Quintas de la Laguna que pasaba por el lugar, dijo: “La idea de abrir la vía fue muy buena, pero la verdad ya es hora que la arreglen porque hay unos desniveles muy feos y si uno no tiene cuidado, puede dañar el carro”, aseguró.

Finalmente, los residentes del barrio Satélite de la comuna dos pidieron al alcalde Saldarriaga que acelere el proceso para terminar esta obra, y así evitar contratiempos que perjudiquen su tranquilidad.

Por Patricia Conde