Jóvenes que ingresaron en el transcurso de la noche a la Unidad Permanente de Justicia UPJ de Soacha, tuvieron la oportunidad de ser partícipes de un cine foro dirigido por el cineasta Víctor Gaviria, recordado en el país por la dirección de la película “La vendedora de rosas».


Hacia la media noche y con aproximadamente 150 personas retenidas, se inició la actividad que tuvo como estrategia de sensibilización, un cine foro donde se proyectó “La vendedora de rosas”. Los jóvenes pudieron interactuar vía Skype con su protagonista, Leidy Tabares. Ellos mismos se encargaron de hacerle preguntas y la actriz amablemente respondió todas las inquietudes que surgían. Así mismo les dejó mensajes de paz, tolerancia y respeto invitándolos a tomar buenas decisiones para que no terminen en las calles y mucho menos ‘tras las rejas’.

“A mí y a más de un joven acá esto nos sirve como para ‘sentar cabeza’ y saber que cuando cometemos un error podemos llegar a parar a un sitio como estos o a sitios peores que este. Ya he visto la película, le presté mucha atención porque aunque la película es una, el medio de vida que uno lleva no se diferencia mucho, estamos en una parte donde hay mucha delincuencia y pobreza”, expresó Esteban Rodríguez uno de los jóvenes que participaron en el cine foro.

Se resalta que actividad fue dirigida por Víctor Gaviria, quien interactuó con los jóvenes invitándolos a compartir sus experiencias de vida y a dialogar con Leidy acerca de la película y como esta refleja la realidad de muchas personas que caen en el vicio y la delincuencia por las malas decisiones.

“Estamos el proyecto unidos por los jóvenes tratando de acompañarlos en el tiempo que les queda libre y llevando un mensaje a quienes de pronto son susceptibles y vulnerables a la droga, a la violencia. En el caso del acompañamiento con el cine es mostrarles las películas de realidad que hemos hecho”, afirmo Víctor Gaviria.

Por su parte, el Teniente Coronel Jorge Ramírez, encargado de la actividad por parte de la institución policial afirmó:

“A través de las diferentes actividades organizadas cada ocho días se logra establecer el contacto en las personas que traemos a la UPJ, muchos de ellos están deambulando en la calle, consumiendo bebidas embriagantes, alucinógenos o formando peleas. Este tipo de actividades ayudan a reflexionar a quienes vienen aquí, ya que en su mayoría son jóvenes y pueden ver con estos mensajes cómo pueden terminar, reconocer el daño que pueden hacerle a su familia y a su entorno social”.

El proyecto continuará hasta finalizar el año y se espera impactar a jóvenes de las comunas uno y cuatro. Cabe anotar que estas jornadas son coordinadas por la Policía y Secretaría de Gobierno de Soacha, además de la fundación Infancia y Desarrollo.