Tener en cuenta a Soacha en el postconflicto, piden líderes del municipio

Dignatarios de las Juntas de Acción comunal y ediles de Soacha se reunieron con el exalcalde de Bogotá Luis Eduardo Garzón con el propósito de posicionar al municipio como territorio fundamental para la llegada del posconflicto y analizar el papel de las juntas y de la ciudad en esta etapa del proceso de paz.


Líderes-soacha-con-lucho-garzón
Líderes-soacha-con-lucho-garzón

El encuentro se produjo en la casa de la paz en donde un grupo de líderes comunitarios expuso sus dudas y planteó situaciones en las que el municipio no ha sido tenido en cuenta, a pesar de la importancia que este tomará una vez se llegué a un acuerdo.

Como eje fundamental del encuentro sostenido entre Garzón y los líderes soachunos, se trató la importancia y reconocimiento que deben tener las Juntas de Acción comunal y Juntas Administradoras Locales en el fortalecimiento y difusión de los acuerdos en la comunidad, para que de esta forma los habitantes del municipio apoyen el “Sí” por la terminación del conflicto armado que completa más de medio siglo en el país.

En este sentido los ediles y comunales participantes plantearon varios ejes que aún no han sido tenidos en cuenta para que llegue la paz al municipio.

En primer lugar, durante su intervención un líder soachuno cuestionó la falta de implementación de una cátedra de paz en las instituciones educativas del municipio; cabe resaltar que los principales actores en el manejo del posconflicto serán los jóvenes que se están formando en las aulas.

La contemplación del voto en blanco también fue un planteamiento fundamentado por los líderes soachunos presentes, quienes argumentaron que la decisión no se puede definir en dos extremos parcializados. De esta forma se pidió al representante del “Sí” en el plebiscito que tuviese en cuenta esclarecer cuál será el papel de las JAC y JAL del país en la construcción del posconflicto.

Uno de los puntos más importantes para los líderes fue el establecimiento de lineamientos de seguridad en el municipio, para asumir el posconflicto, teniendo en cuenta que Soacha es un territorio receptor tanto de víctimas del conflicto armado, como desplazados y población desmovilizada.

Vinculado a esto se hizo hincapié en el olvido de la academia para la construcción de la paz, es decir que para los líderes se hace necesario que se tenga en cuenta a las universidades del municipio para que la comunidad se entere y haga parte positiva y propositiva durante el plebiscito, y en caso de darse, en el posconflicto.

Tras haber reunido todos los argumentos de los líderes asistentes, Lucho Garzón respondió a las inquietudes posicionando a Soacha como una ciudad que requiere una intervención urgente y un trabajo vehemente para la construcción del tejido social.

“Debido a todas las referencias que tiene el municipio, tanto en su crecimiento poblacional, como en su historia, es merecedor de la autoridad moral, política y municipal para decirle al país “miren escenarios como este”. Por eso en este momento, si algo le hace bien a Soacha es que su ciudadanía se haga sentir para que de esta forma pueda exigir y así mismo se pueda decir “Soacha tiene la palabra”, concluyó Garzón.