El centro femenino especial José Joaquín Vargas, de la Beneficencia de Cundinamarca, cumplió ayer 50 años  al servicio de las  mujeres  con discapacidad  mental y cognitiva.

“El Centro femenino especial José Joaquín Vargas  durante   cinco décadas  de existencia  ha brindado atención a  mujeres bajo diferentes enfoques  de acuerdo  con  la época histórica y su transformación en el modelo de atención. Hoy podemos decir que el centro de protección  está  debidamente  dotado, cuenta  con un equipo profesional y asistencial altamente  calificado, con infraestructura  adecuada que  permite  la  movilidad, confort  y atención,  con campo  abierto, para gozar de  la  naturaleza  y tranquilidad  en el municipio de  Sibaté”,  expresó el gerente de la Beneficencia de Cundinamarca, Salomón Said Arias.

El centro ofrece condiciones  de  atención favorables a las personas  a partir de los 18 años hasta  la edad avanzada, goza  de  espacios   internos y externos amplios  para que las usuarias  se  movilicen y ofrece las condiciones necesarias para  la  atención de  eventos de  salud  especializada  que  requieran las personas.

La entidad presta atención y cuidado a 657 mujeres de Cundinamarca, Bogotá y del resto del país. Actualmente cuenta con equipo humano calificado que realiza acciones para la mejora en las condiciones de vida desde las distintas áreas de protección así:

•             Programas profesionales de atención terapéutica y fortalecimiento a redes familiares, sociales e institucionales a través del equipo profesional  según  el  área  de  atención.

•             Programas de desarrollo y fortalecimiento ocupacional: hace referencia a la promoción de conocimientos, aptitudes y actitudes que favorezcan el desarrollo personal, social y humano reconociendo a la persona como sujeto de derechos.

•             Programas de alimentación y nutrición: son  todas las acciones en las áreas administrativa y asistencial que propendan por la normalización del estado nutricional.

•             Servicios de protección habitacional y cuidados básicos: que proporciona un entorno de bienestar básico  mediante servicios que garantizan una estancia digna: alojamiento, vestuario, higiene y seguridad.

•             Programas de atención en salud: la atención en salud de las personas que se encuentran  en nuestras instituciones se  gestionará el acceso al sistema de salud según su afiliación.

•             Talento Humano: Los servicios deberán ser prestados a través de personal profesional, auxiliar y administrativo idóneo para la atención de las personas   de acuerdo   a sus  condiciones  sociales, de  discapacidad y de  vulnerabilidad.