Muchos de los CONTRIBUYENTES que hoy nos acercamos a cancelar el impuesto de industria y comercio nos encontramos con un aumento exagerado del mismo; pasó de costar $46.000 en el año 2008, $50.000 en el año 2009 a $ 120.000 en el año 2010, es decir, un incremento del más del 100%.


Cabe recordar que el 60 % de los establecimientos que funcionan en el municipio de Soacha son pequeñas tiendas, cafeterías, panaderías, zapaterías, talleres, etc, los cuales se ven afectados directamente con un incremento de dicho impuesto para este año, que supera el 100% del que se venía pagando.

Pero lo cierto es que gústenos o no, nos toca PAGARLO, pues el acuerdo 046 del 10 de diciembre de 2010 cuyo ponente fue el concejal JOEL DE LOS RIOS y que fue aprobado por los 19 concejales de nuestro municipio, así lo ordena.

Y sencillamente porque omitieron en el acuerdo 046 de 2010 la tarifa que establecía el rango de ingresos de 0.001 hasta 5.266.000 para el año 2009 y cuyo impuesto era de tres salarios mínimos legales diarios (smld), lo que hace que todos los establecimientos quedaran en el rango de 0 a $ 16.737.500,oo, como quien dice nos pusieron a ganar ingresos en el papel de $ 0 a $16.737.500,oo.

Pero vale la pena preguntarnos cuáles fueron los argumentos que tuvo la administración municipal y el honorable concejo para hacer estos incrementos de una manera tan desmesurada, y por ello revisé los considerandos del acuerdo 046 de 2010 y el único argumento que encontré fue el del literal 9 que establece “…Que el Concejo Municipal está interesado en copilar, actualizar, reformar, estructurar y modernizar la administración Tributaria Municipal, con el objeto de hacerla más eficiente y adaptarla a las actuales exigencias legales…”

Como quien dice, esa “modernización” afecta principalmente a los pequeños contribuyentes del régimen simplificado, cuyos ingresos a 2009 no superaban los $ 5.000.000 anuales, pues automáticamente incrementaron dichos ingresos a $16.000.000 y pasó la tarifa de $50.000 a $120.000.

Creo que pudo haber sido un “ ERROR” de los concejales al haber omitido esta tarifa y si así fue; es de grandes reconocer los errores y con carácter urgente se debe tramitar un proyecto de acuerdo que corrija dicho error y establezca la tarifa justa que pagaban antes los contribuyentes, cuyo ingresos no superan los $5.000.000,oo.

O por el contrario, es así como la administración y los concejales “valoran” la legalidad de quienes si pagan impuestos como el de INDUSTRIA Y COMERCIO y “premian” la ilegalidad de aquellos que no pagan impuestos por ser vendedores ambulantes , a quienes no se les exige ninguno de los requisitos de la Ley 232 de 1995, pues ellos que están en la ilegalidad no pagan impuesto de industria y comercio, y no se les exige tener concepto de curaduría, bomberos, sayco asimpro, cámara de comercio, impuesto predial , etc.

Como quien dice, así como van las cosas, es mejor la ILEGALIDAD que la legalidad, pues por lo visto SER LEGAL sale muy costoso.