En el encuentro de docentes con miras a la construcción del Plan de Desarrollo municipal, se indicó que para mejorar el proceso educativo deben ser aplicadas más y mejores formas de incluir a los padres de familia en el proceso educativo de sus hijos. Así mismo, para ellos también resulta necesario fortalecer la unión entre instituciones.


Para los docentes de Soacha es fundamental priorizar el mejoramiento de la calidad educativa en el municipio, que si bien no es descrita como mala, reconocen que tiene mucho por mejorar; en ese sentido consideran que el aumento del acompañamiento desde la Secretaría de Educación, el mejoramiento del entorno educativo para docentes y estudiantes por igual, y más interés y compromiso por parte de los padres, serán aspectos que contribuirán a posicionar la educación en Soacha a un mejor nivel.

“El acompañamiento y guía de la Secretaría de Educación como ente de control es imprescindible para las instituciones, porque está pasando que cada colegio hace las cosas a su acomodo, se requiere el trazamiento de unas rutas que organicen el proceso educativo anualmente y que pongan a todas las instituciones bajo las mismas condiciones, con una evaluación constante por parte de la dependencia a cargo en la materia; esto seguramente impactará de forma muy positiva y contundente la calidad educativa”, destacó un docente asistente.

Para reducir la brecha de calidad que se evidencia en las instituciones de Soacha, los docentes propusieron la unión entre colegios, a través de guías y el compartimiento de experiencias de las instituciones con mejores resultados hacia las que deben mejorar.

“En Soacha cada institución está actuando por su lado y esto no solo ha generado una evolución desigual, sino que además ha aumentado la división entre las mismas, es ideal que los colegios se apoyen los unos con los otros para mejorar las experiencias y métodos de los docentes, a través de la transmisión de conocimientos o métodos para educar, sería una forma en la que el crecimiento de la calidad se daría de forma equitativa, y en el caso de las instituciones educativas privadas permitiría que más colegios pudieran volver a hacer convenios con el estado”, destacó en su intervención, Martha, docente asistente.

Sin embargo todo el trabajo de educación de los niños, niñas y jóvenes no es responsabilidad solo de las instituciones. Aún más importante que los docentes, urge la intervención, compromiso y acompañamiento constante de los padres para que el proceso de cada estudiante sea exitoso.

Los educadores resaltaron que es necesario aplicar formas de involucrar al padre en el proceso de sus hijos, generando conciencia y haciéndole entender que su intervención es la más importante para que el joven lleve un proceso educativo exitoso y respetuoso con la institución; entendiendo al padre o madre como el primer y más importante docente en la vida de sus hijos.

Finalmente, los docente indicaron que se requiere el mejoramiento de los sistemas de salud inmediatos dentro de las instituciones, puesto que en muchas resulta ser el aspecto más abandonado y es responsabilidad de la Secretaría de Educación garantizar la integridad de los estudiantes y maestros. Para esto, se propone la adaptación de espacios adecuados y los implementos necesarios.