Líderes de El Charquito denunciaron la grave situación de salubridad que vivían sus residentes. Levaban más de dos meses soportando olores y aguas residuales al aire libre.

El pasado 12 de julio, Periodismo Público atendió la petición de líderes y habitantes de El Charquito, relacionada con el taponamiento del alcantarillado, situación que conllevó a que las aguasa residuales corrieran por la superficie, afectando la salud de la comunidad.

Si quiere recordar: Afectación de aguas residuales en El Charquito, Soacha, ya completa dos meses

A raíz de la denuncia y debido a la gestión de la Junta de Acción Comunal, finalmente se atendió la petición, teniendo en cuenta que la Dirección de Servicios Públicos del municipio visitó la zona y evaluó los daños, pero para su reparación se requería el vactor, el cual se encuentra en reparación.

Ante tanta insistencia, Empresas Públicas de Cundinamarca atendió la denuncia y acudió a la zona con el vehículo vactor para destapar el alcantarillado.

“Ellos acudieron con sus operarios, inspeccionaron, sondearon y destaparon el alcantarillado. Al parecer hay un daño por debajo de la vía interna que conecta a la desembocadura del tubo, sin embargo, ya están rodando las aguas residuales normalmente”, dijo la presidenta de la JAC, Libia Hurtado.

Operarios de Empresas Públicas de Cundinamarca acudieron a reparar el daño

Precisamente, el pasado viernes se realizó el Consejo de Desarrollo Rural en el Charquito y el secretario de infraestructura John Mario Vargas y el asesor Juan Pablo Piranquive estuvieron visitando el sitio para coordinar el tema.

Sin embargo y aunque el daño se solucionó, hay que terminar de diagnosticar porque al parecer hay un posible taponamiento del alcantarillado; igualmente se debe arreglar la vía interna que se dañó con el recorrido constante de las aguas residuales por la superficie.