Polémicas se han tornado las declaraciones del alcalde de Soacha, ahora indica que el puente de cristal sobre el Salto de Tequendama se puede parecer a la Torre Eiffel de París.

En medio de una entrevista realizada al alcalde de Soacha en Blu Radio, se volvió a hablar del puente de cristal sobre el Salto de Tequendama, obra que según Juan Carlos Saldarriaga, le abriría la puerta al turismo en la ciudad.

El alcalde de Soacha, Juan Carlos Saldarriaga, defendió el proyecto que busca construir un puente sobre el Salto del Tequendama. El mandatario contó detalles de la construcción de la obra, que tiene como objetivo hacer realidad un parque temático, que necesita una inversión de aproximadamente 90.000 millones de pesos, suma que podría pagarse en dos años según sus cuentas.

En medio del diálogo, el alcalde indicó que: «Necesitamos que llegue la gente que tiene plata a la ciudad, esto hace parte de un gran proyecto que se llama el Gran Parque del Salto del Tequendama, que son 300 hectáreas, y la entrada a la atracción costaría entre 20 y 40 dólares«.

Le puede interesar: ¿Carreta o realidad? Alcalde de Soacha dice que construirá puente de cristal sobre el Salto del Tequendama

El anuncio del puente de cristal en Soacha se dio en el evento de Anato 2022 y desde entonces ha suscitado varios comentarios entre los habitantes del municipio.

«En vez de construir un puente de cristal, debería construir el Puente Micos, porque necesitamos urgentemente ese proyecto, que de verdad le devolvería la tranquilidad a los habitantes de Soacha, y no solo eso, también las vías las tenemos dañadas, la inseguridad desbordada y sigue llegando gente a un municipio donde no llegan los recursos», expresó un habitante de la comuna dos del municipio.

Al respecto de lo que manifiestan los residentes de Soacha, el alcalde respondió: «¿Qué sería París sin la Torre Eiffel?, ¿o Cartagena sin las murallas? Sí, tenemos muchos problemas y los estamos resolviendo. La riqueza en Dubai fue porque hace 10 años se pusieron a pensar cómo acabar la pobreza, lo hicieron incentivando el turismo. Necesitamos que llegue la gente que tiene plata a la ciudad».

Otro tema que se aborda en cuento a esta obra sobre el Salto de Tequendama y que fue copiado del puente Ruyi en China, es que el río Bogotá está muerto y por ello hay malos olores en esta zona, en este sentido, Saldarriaga dijo que el proyecto aportaría en que se mejorará las condiciones ambientales de este espacio.