Alcalde de Soacha tildó de nefasta y corrupta a la Empresa de Acueducto de Bogotá

El alcalde de Soacha dijo que la Empresa de Acueducto de Bogotá se lleva $100 mil millones al año y que aún así deja las obras botadas, específicamente habló de 4 contratos que comenzaron hace 2 años.

Son más de $100 mil millones en 4 contratos de construcción de redes de acueducto, alcantarillado y tanques de agua, las obras se encuentran suspendidas y abandonadas.

Preocupación sienten los soachunos después de 2 años de iniciadas las obras por parte de la Empresa de Acueducto y Alcantarillado de Bogotá en la construcción de las redes sanitarias y pluviales en sus sectores, las cuales se encuentran inconclusas y abandonadas, generando problemas de salud y daños en la infraestructura vial.

Ante esta situación, el alcalde de Soacha Juan Carlos Saldarriaga denunció que le cobran a la ciudad 100 mil millones de pesos al año por concepto de alcantarillado y no atiende las emergencias cuando se requieren. Igualmente, menciona que hay frentes de obra realizados por dicha empresa que han quedado olvidadas sin darle respuesta a la comunidad y retrasando el progreso y desarrollo de Soacha.

“Las obras de saneamiento básico no serán entregadas al Acueducto de Bogotá, una empresa nefasta, corrupta, politiquera, que no resuelve los problemas. Aquí la inversión es con el presupuesto de Soacha y se le va a entregar a la Empresa Pública de nuestra ciudad”, puntualizó el mandatario.

Las obras incompletas son: construcción sistema de acueducto La Veredita con un plazo de ejecución de 12 meses; construcción del sistema Red Matriz El Vínculo con una ejecución de 16 meses; construcción de redes locales de acueducto, alcantarillado sanitario y pluvial del barrio Villa Sandra con ejecución de 12 meses y, finalmente, construcción de redes locales de acueducto, alcantarillado sanitario y pluvial del sector Ciudadela Sucre con una ejecución de 30 meses.

Igualmente, la comunidad ha denunciado que no reciben respuesta inmediata a solicitudes de adecuaciones y mantenimiento de las redes de acueducto, afirmando que en ocasiones solicitan dinero adicional para hacer las intervenciones.

“Aquí uno llama al acueducto de Bogotá para que venga con un váctor o a arreglar un tubo que se dañó, y por aquí no aparecen nunca. Hoy tiene todas las obras botadas: el tanque de Ciudad Latina y las obras de Ciudadela Sucre. Realmente la politiquería de la Empresa de Acueducto y Alcantarillado de Bogotá tiene sumergida a Soacha en el peor de los caos. Por eso hay que decirle no al Acueducto de Bogotá, que se vayan con su politiquería y burocracia para otro lado, pero a Soacha la tienen que dejar progresar”, señaló Saldarriaga.

Finalmente, Juan Carlos Saldarriaga reconoció la importancia de la creación de la Empresa Pública de Soacha EpuXua, con la cual se busca que los recursos invertidos sean para el desarrollo de la ciudad y no para contribuir a enriquecer a otras ciudades, impidiendo el desarrollo y el avance de la ciudad.