Desde el mismo momento en que se adjudicó el proceso de selección abreviada para la rehabilitación de la vía paralela de Soacha comenzaron las inconsistencias en los tiempos de entrega. El viernes 26 de abril de 2013 se dijo que el plazo de ejecución sería de 8 meses a partir de mayo, pero hoy apenas se ha adelantado algo más del 5% del total de la obra.


El viernes 26 de abril del año pasado se adjudicó el proceso de selección abreviada para la rehabilitación de la vía paralela al Consorcio San Carlos, constituido por cuatro empresas: Constructora Infraestructura Social Limitada, Urbe Constructores y Obras Públicas, José Guillermo Galán y Cimentar S.A.S.

Ese día se aseguró que las obras comenzarían a mediados de mayo, y que los trabajos durarían alrededor de ocho meses, es decir, que la recuperación de la paralela debió terminarse a mediados de este mes de enero. No obstante apenas se han intervenido alrededor de tres cuadras, entre el colegio La Despensa y la calle 12 del mismo barrio.

Pero el atraso comenzó con la demora misma en la ejecución de las obras, porque la intervención tan solo inició en los primeros días de noviembre, es decir, a esa fecha ya se habían perdido seis meses.

Un pedazo del tramo dos, que fue el primero en intervenir, se quedó de entregar a finales de diciembre, pero hoy 21 de enero, aún se desconoce su fecha de terminación porque todavía faltan trabajos por hacer.

“Yo pienso que esa vía no la alcanzan a terminar este año. Todos estábamos ilusionados con lo que el alcalde dijo, pero hoy vemos que son puras mentiras porque apenas rompieron un pedazo en La Despensa y el resto sigue igual”, explicó Adriana González, residente en la comuna tres.

“Esta vía es una vergüenza para la ciudad, aquí vino el alcalde a decirnos que en los primeros meses de este año estaría terminada la paralela, pero llegó el nuevo año y apenas vemos como dos cuadras intervenidas”, agregó Jorge Enrique Jiménez, habitante del sector de San Mateo.

La idea es intervenir la vía paralela desde su inicio en la Cra 13 de La Despensa hasta el frente del CC Unisur. Es una obra cofinanciada entre el municipio de Soacha, la empresa de Transporte Masivo Transmilenio S.A., Amarilo y la Gobernación.

Sin embargo y a pesar de la demora, la comunidad del barrio La Despensa considera que vale la pena aguantar los atrasos, porque los trabajos se están haciendo de la mejor manera.

“Los trabajos van lentos, pero creemos que se está haciendo una obra de gran impacto y duración, el ingeniero constructor dice que podría durar más de 20 años porque se están implementando nuevas tecnologías en la construcción. Claro que se dijo que el primer tramo se entregaría en diciembre, pero no se cumplió, ahora la idea es que esta vía logre entregarse a mitad de año para desahogar el impacto sobre los peatones, el comercio, los residentes y evitar la inseguridad que se genera, ya que no contamos con policía en la zona que nos haga continuas rondas de vigilancia para contrarrestar a la delincuencia, porque no vemos a la autoridad presente, lo único que vemos es el abandono del parque y el abandono por parte de la empresa de aseo que no se acuerda sino de cobrar, y no de venir a cortar el pasto en los parques, sabiendo que es una responsabilidad de ellos”, explicó Julio Ordoñez, presidente de la JAC del barrio La Despensa.

El directivo comunal reconoció que la obra ha generado afectaciones en la comunidad y en el comercio, como la falta de señalización y la habilitación de los pasos peatonales, pero aun así manifestó que la comunidad está tranquila.

“Afortunadamente hemos trabajado unidos con quienes ejecutan la obra, les permitimos colocar la pancarta de información en el salón comunal, hemos estado en contacto para no quitar los pasos peatonales y debido a la inseguridad le pedí al ingeniero que no se quitaran, teniendo en cuenta que con la entrada de Transmilenio la afluencia de gente ha sido mayor y la delincuencia se ha aumentado”, dijo.

Finalmente, Ordoñez pidió que a medida que se avance en la vía, también se vayan construyendo los andenes. “Que después de pavimentar no resultemos abriendo huecos como pasa en la autopista, que el mismo andén lo han roto ya tres veces”, sostuvo.