Desde hace alrededor de tres meses los líderes comunales del barrio San Fernando, ubicado en el sector Santa Ana de la comuna uno del municipio, empezaron a gestionar los materiales necesarios para conformar una biblioteca comunal con el fin de que los niños y jóvenes del sector tengan un espacio de consulta para los diferentes temas que necesiten.


Con la recolección de materiales se colocó en marcha esta iniciativa que busca recopilar todo tipo de libros para que los niños de la zona tengan una biblioteca comunal a la cual asistir, debido a la ausencia de este tipo de espacios en el sector y en todo el municipio. Además, la iniciativa se convierte en uno de los proyectos más llamativos que se realizan actualmente en Soacha.

Alejandro Estrada, presidente de la JAC del barrio San Fernando, destaca el valor de este proyecto y el objetivo de llevarlo a cabo:
“Tenemos una biblioteca comunal, pero queda al otro lado de la avenida y los niños tienen que atravesarla para llegar a ella, entonces obviamente para los menores de este sector no es viable transportarse hasta allá, por eso se instala la biblioteca”, expresó.

Además explicó la intención de instalar equipos de cómputo junto a su plan de internet, para que también se puedan hacer consultas vía web. En cuanto al sostenimiento de dicho plan, manifestó que se desea hacer una campaña de reciclaje, en donde las personas llevan un producto reciclable y a cambio reciben conexión a la red para realizar sus consultas académicas, convirtiéndose en una especie de truque que beneficia a todos, al medio ambiente, a quien realiza la consulta y al desarrollo del programa, dado que el producto reciclable puede ser vendido y contribuir al pago de los gastos de la biblioteca:

“Si por ejemplo es un niño pequeño el que viene a utilizar los servicios de la biblioteca, no le podemos exigir que traiga el material reciclable, eso se le va enseñando de a poco, pero de entrada se le obsequia el tiempo; para las demás personas cubrimos el valor de una hora de internet con el peso del material reciclable”, afirmó el líder comunal.

Lina María Albino, quien colabora también en la gestión de la biblioteca, manifestó su satisfacción con esta labor y el compromiso que se adquiere con la población, sobretodo infantil y juvenil del barrio, para que tengan una oportunidad de obtener nuevos hábitos académicos: “Es una ayuda que se les va a prestar a los niños que muchas veces no tienen quien les colabore con las tareas, nosotros les ayudamos a buscar las tareas, esa es la idea, por eso también deseamos que lleguen computadores para ayudarles de una mejor manera”, apuntó.

“Es muy bueno porque no tenemos que ir a otro lado, sino nos queda mucho más cerca de donde vivimos, además uno aprende cosas nuevas, es muy bonita la labor y la intención al querer poner una biblioteca aquí”, indicó Laura Ramírez, habitante del sector.

De tal manera que si usted desea realizar una donación de libros o de materiales que sirvan a la instalación de la biblioteca, puede escribir al correo electrónico [email protected], o comunicarse al teléfono 3144022461. Allí se colocarán de acuerdo para la recolección del material bibliográfico o de cualquier otro tipo.