Los reclusos de diferentes centros penitenciarios del país, podrán acceder a textos jurídicos gracias a una iniciativa de la editorial Legis.


Se acaba de lanzar en Colombia el programa de Bibliotecas Jurídicas a lo largo y ancho de las cárceles colombianas por intermedio de la Editorial Legis. Esta iniciativa nació como respuesta a las cientos de cartas que anualmente recibe la editorial, en las cuales reclusos de todos los rincones de Colombia, solicitan textos jurídicos.

En sus inicios, Legis las respondía enviando uno o dos libros jurídicos directamente a los internos que así lo requirieran, pero al ver la gran fluencia de misivas, decidieron comunicarse con los directores de cada institución para enviar la donación de una robusta biblioteca jurídica a las penitenciarias.

En las cartas de los internos existe un profundo empeño no sólo al exponer su situación de vulnerabilidad por estar privados de la libertad, sino también en cada detalle de la estética del documento. De esta manera, Legis quiere entregar esta información no sólo a algunas personas que lo necesiten sino a la mayor cantidad de miembros de esta población.

Centros de reclusión favorecidos

Hasta el momento, la editorial ha favorecido con este programa a la cárcel de Girón, Neiva, Peñas Blancas en Calarcá– Quindío y a la cárcel de mujeres de Cali. Las que aceptaron y recibirán los libros en mayo son los centros penitenciarios de Itagüí, de mujeres de Bucaramanga y el Buen Pastor de Bogotá.

Entre las pendientes se encuentran la Picota y la Modelo, con las cuales se completarían diez iniciales, para conseguir 15 bibliotecas al finalizar el 2010.

Algunos de los textos que se envían, son los códigos básicos, entre ellos el código de procedimiento penal; el cual es uno de los más solicitados junto con la Constitución Política de Colombia, códigos eruditos, el estatuto tributario y anuarios.

“Este programa beneficiaria a reclusos de bajos recursos, debido a que muchos de ellos tienen un abogado de oficio que busca que los procesados acepten los cargos para conseguir una rebaja de penas, por ende los reclusos encuentran en los códigos una herramienta para defenderse mejor”, aseguró el director de Marketing de la Unidad de Información Jurídica de Legis, Juan Manuel Rozo.

Rozo añadió, que Legis asume todos los gastos de envío y que inicialmente escogieron a Bogotá, Barranquilla, Bucaramanga, Medellín y Cali porque allí hay presencia de la Editorial.