El 7 de abril de cada año, el mundo celebra el Día Mundial de la Salud. Ese día, en todos los rincones del planeta, cientos de eventos conmemoran la importancia de la salud para una vida productiva y feliz.

Este año la Organización Mundial de la Salud ha organizado una campaña, dividida en dos partes: la primera es denominada, Mil ciudades, la cual pretende abrir espacios pùblicos y privado a la promociòn de la salud. La segunda, denominada Mil vidas, busca reunir mil relatos de promotores de la salud urbana que, por sus iniciativas, hayan tenido un impacto considerable en la salud de sus ciudades.

El tema propone reflexionar acerca del crecimiento demográfico que se piensa habrá durante los próximos 30 años en las zonas urbanas, lo que indica que la urbanización es un fenómeno que no tiene visos de desaparecer.

El fenómeno afecta a cuestiones como el agua, el medio ambiente, la violencia y los traumatismos, las enfermedades no transmisibles y sus factores de riesgo como el uso de tabaco, una alimentación poco saludable, la inactividad física, el uso nocivo del alcohol y los riesgos asociados a los brotes de enfermedades. La urbanización supone un reto por varios motivos.

Los pobres de las zonas urbanas padecen de forma desproporcionada una amplia gama de enfermedades y problemas de salud, entre ellos un mayor riesgo de violencia, enfermedades crónicas y algunas enfermedades transmisibles como la tuberculosis y el VIH/SIDA.

Los principales determinantes sociales de la salud en el contexto urbano van más allá de lo puramente sanitario e incluyen las infraestructuras, el acceso a los servicios sociales y de salud, la gobernanza local, y la distribución de los ingresos y las oportunidades en materia de educación.

La OMS considera que solucionar la problemática, no necesariamente requiere más fondos, sino el compromiso de reorientar los recursos para invertirlos en intervenciones prioritarias, con lo que mejorará la eficiencia.

Si desea participar en la campaña Mil ciudades, Mil vidas, cuénteselo al mundo entero. Para ello realice lo siguiente:

-Designe a su promotor de la salud urbana, puede ser usted mismo, o alguien a quien conoce o admira.

-Haga un video corto, de una duración máxima de cuatro minutos, que relate lo que este «promotor de la salud» está haciendo para mejorar la salud de la ciudad.

-Cargue el video en el sitio YouTube de la OMS: youtube.com/whd2010.
Se admiten videos en los seis idiomas de las Naciones Unidas (árabe, chino, español, francés, inglés y ruso).