Un hombre adulto pidió ayuda a la víctima y esta resultó entregando todo el dinero reservado para el estudio de su hijo. Así fue este caso donde con escopolamina roban a una mujer en León XIII Soacha.

Lo que asegura la víctima es que caminaba cerca de su casa en León XIII cuando fue abordada por un hombre adulto mayor que le pidió ayuda. Ella, muy amable lo escuchó y segundos después apareció una mujer, a quien el hombre llamó y dijo que entre las dos lo ayudaran.    

El hombre abrazó a la víctima y le dijo que le agradecía por escucharlo, mientras su cómplice caminaba al otro costado, y también decía que había que ayudarlo.  Avanzaron un leve trayecto hasta una cuadra sola y allí el sujeto sacó un papel y se lo mostró a la mujer varias veces; al parecer desde ese instante quedó bajo los efectos de la escopolamina.

Desde ese momento la víctima empezó a hacer todas las cosas que la pareja le decía; le preguntaron que si tenía plata en efectivo, y al parecer, ella les dijo que sí.

Puede recordar: Hombre se lanzó al techo de un Transmilenio desde un puente peatonal de Bogotá

“Yo me imagino que les dije que sí porque me fui para mi casa con la mujer, entramos las dos, incluso a mi alcoba, donde estaba el dinero. Yo saco la plata de donde la tenía, le doy dos paquetes y se los ayudo a acomodar en la cintura; la señora me dice que me tengo que cambiar, y yo me cambio delante de ella en mi cuarto…”, relató la víctima.

Las dos mujeres salen de la casa, regresan hasta donde estaba el adulto mayor, y allí los dos delincuentes huyen y la víctima regresa a su vivienda bajo los efectos de la escopolamina.

Los movimientos de lo sucedido quedaron registrados en cámaras de seguridad, incluso cuando la víctima entra con la mujer a la vivienda a sacar el dinero.

Las autoridades hicieron un llamado a las personas para que desconfíen de todos en la calle, y que por vulnerable que parezca  la persona, no acercarse ni ayudar cuando estén solos.