Este icónico sitio de la ciudad que ahora se transformará en un gran parque, se convirtió en un lugar donde abunda la venta y consumo de droga en Soacha.

Tradicionalmente el Campo de los Locos de Soacha ha sido un sitio para el descanso y la práctica del deporte, pero a lo largo del tiempo ha enfrentado diferentes situaciones hasta convertirse en un nido de microtráfico, un lugar apto para la venta y consumo de droga.

Si quiere leer: Comunidad decidirá qué construir en el Campo de los Locos de Soacha

Entre 1988 y 1990, el entonces alcalde Fernando Ramírez lo convirtió en el complejo deportivo y recreativo más importante del municipio. En este espacio se construyeron canchas de tenis, futsal, fútbol y baloncesto, además de una pista atlética.

Pero en el gobierno de Gonzalo Rodríguez Chía, la familia Garibello lo reclamó y un juez le dio la razón, fue así que el Campo de los Locos de Soacha tuvo que devolverse y sus propietarios empezaron a destruir todo lo que se había hecho.

Con los años, el amplio espacio pasó de ser un sitio de reunión, encuentro y práctica deportiva, a un foco de inseguridad y microtráfico. Los vecinos del Campos de los Locos de Soacha empezaron a denunciar atracos y venta y consumo de estupefacientes, situación que contribuyó a incrementar la inseguridad en la zona.

“A cualquier hora del día o de la noche se ven viciosos y habitantes de calle consumiendo, pero lo delicado es que atracan a la gente, esto se convirtió en un sitio de venta y consumo de droga en Soacha, con el agravante que los que pasamos por acá estamos expuestos a que nos atraquen y nos hagan daño”, dijo una residente del barrio Villa Clara.

Las voces de los vecinos se multiplican cuando de hacer denuncias se trata. “A toda hora hay presencia de consumidores y drogadictos, aunque el problema se incrementa de noche. A uno le toca bajarse en la esquina del coliseo y pasar con mucho cuidado por el lado de las casas, porque muchas personas se atraviesan por la mitad y han sido atracadas”, añadió un residente de Portalegre.

Las denuncias coinciden en que el Campo de los Locos de Soacha ahora es un nido de microtráfico e inseguridad, por eso la comunidad pide a gritos que las obras del nuevo complejo deportivo se hagan cuanto antes para cambiar la estética del sector y brindar seguridad a las familias que viven alrededor.

Puede recordar: El ‘Campo de los Locos’ será la esperanza del deporte en Soacha

Se espera que con la construcción del nuevo parque esta situación cambie y este espacio deje de ser un sitio de venta y consumo de droga en Soacha, y retorne a lo que fue al comienzo de la década del 90, un complejo deportivo y recreativo que reúna a las familias del municipio.

Foto: archivo PP