Aunque en buena parte de los sectores de Soacha se han instalado reductores de velocidad, muy pocos cumplen las especificaciones de ley para evitar daño en la suspensión de los vehículos. Por eso los habitantes del barrio La Amistad dieron ejemplo de civismo y con la ayuda de varios vecinos, construyeron el que quizás sea el primero que se haga como lo estipula la norma.


Varios viajes de mixto, varilla, cemento y un buen grupo de habitantes del barrio, que bajo el sol del domingo y con el ánimo de una cerveza, fueron necesarios para construir el reductor de velocidad que separa a los dos parques de La Amistad, y que en adelante evitará que los vehículos pasen a alta velocidad, teniendo en cuenta que los fines de semana y festivos es un sector de salida para quienes buscan evitar los grandes trancones de la Autopista Sur.

“A raíz de tanto problema que hemos tenido por el exceso de velocidad de los vehículos, nos reunimos con la JAC y optamos por hacer el reductor, ya que para nosotros es muy importante porque salen los niños de los colegios, juegan en los parques, hay bastante tráfico, especialmente fines de semana por la operación retorno, entonces necesitamos garantizar la seguridad vial”, manifestó Efraín Arévalo, habitante del barrio La Amistad.

Para construir un reductor de este tipo se requiere bastante material y mano de obra de apoyo, así se evita que los vehículos sufran daños mecánicos al pasar.

El reductor instalado ayer en La Amistad forma parte del compromiso que hizo la comunidad de ocho barrios de este sector de la comuna dos con el mismo alcalde Juan Carlos Nemocón, por eso la semana anterior se construyeron varios en el Camilo Torres.

“Esta idea nace de un pacto de caballeros entre las 8 juntas de este sector, en donde estaba además el alcalde, porque simplemente nosotros dimos la iniciativa y él hizo un aporte para que nosotros termináramos el trabajo, claro que la comunidad también está colocando su granito de arena, aquí todos ponemos”, dijo Hernando Cruz, presidente de la JAC de la Amistad y Edil de la comuna dos.

Cruz hizo un llamado a la unión entre vecinos, recalcando que obras como esta evitarán futuros accidentes, más cuando el barrio cuenta dos parques y los días festivos salen muchos niños a jugar.

Los reductores en este sector se están construyendo gracias al compromiso de un buen número de vecinos, el aporte personal del alcalde municipal y la colaboración especial del señor Ancízar Torres, habitante del barrio La Amistad, teniendo en cuenta que es conocedor de la norma y tiene experiencia en obras viales.