En el parque Rincón de Santa Fe está instalado desde hace dos meses el Circo Breinner, pero no se ha podido presentar por presuntas irregularidades en el procedimiento de permisos por parte de la Alcaldía de Soacha.

El Circo Breinner llegó a Soacha desde el mes de diciembre cuando les aprobaron los permisos pertinentes para iniciar las presentaciones. «Luego de que el secretario de gobierno aprobó el permiso llegamos a Soacha a instalar la carpa para que la Secretaría de Salud, Gestión del Riesgo y Bomberos certificaran el protocolo final», indicó Pedro Ángulo, maestro de ceremonias del Circo Breinner.

Le puede interesar: Taller Teatro de Soacha abre convocatorias para 2022

Según los artistas, la Secretaría de Salud aprobó el protocolo de bioseguridad y solo faltaba la revisión de bomberos, pero ellos nunca llegaron. «Yo me acerqué a la oficina de bomberos y allá me explicaron que por orden de la alcaldía no habían hecho la respectiva visita«, dijo Ángulo.

Según los afectados, luego la Alcaldía de Soacha indicó que rechazaban la propuesta, «nos denegaron la solicitud luego de tener una primera aprobación, también nos acusaron de falsificar la firma del secretario cuando por correo nos notificaron también la aprobación», agregó.

Los artistas circenses manifiestan que no quieren irse de Soacha y que, además de la mala gestión de la alcaldía, han tenido problemas con la policía, que ha visitado el lugar para desalojarlos. «Al señor Breinner, dueño del circo, lo iban a llevar al CAI por exigir sus derechos y evitar el desalojo sin cumplirse el plazo», recordó el maestro de ceremonia del Circo. 

También puede leer: Soacha tiene representante del folclor vallenato

Lo cierto es que el Circo Breinner interpuso la denuncia ante la Personería Municipal de Soacha y la Defensoría del Pueblo.  «Esto es un atropello total, venimos de una pandemia que nos dejó 2 años sin trabajo y con las uñas llegamos a Soacha a generar empleo y también traíamos un programa para enseñarle a los niños sobre circo», señaló.

Este lunes 31 de enero se cumple el plazo para levantar la carpa, «perdiendo con esto la inversión del traslado y el montaje por un atropello que no se ha justificado por las vías legales», finalizó Ángulo.

Por: Yineth Castillo