Así lo hizo saber el alcalde Mayor de la capital, Gustavo Petro Urrego, en entrevista al Canal RCN, con motivo del balance de los primeros 100 días del gobierno de la Bogotá Humana.


«La medida del Pico y Placa ya no sirve. Hay que reemplazarla de manera gradual. Para ello, hemos pensado en los cobros en zonas de congestión», dijo el burgomaestre.

Petro explicó que el esquema de cobros en zonas de congestión fue creado en el plan nacional de desarrollo del gobierno actual, pero en la misma ley se estipula que solo se puede aplicar a partir de una reglamentación que expida el presidente de la República.

El mandatario de los bogotanos destacó que aunque en principio el efecto de la nueva disposición es impopular, sus positivos resultados de descongestión de las vías en un 40 por ciento, le darán la razón.

«El cobro en zonas de congestión debe ir de la mano con un sistema multimodal de transporte que satisfaga la demanda de transporte para desestimular así el uso del carro particular. Es un grave error pensar que un solo modo de transporte va a mejorar los problemas de movilidad de la ciudad. Es necesario implementar en nuestras vías, además de los articulados de TransMilenio y los buses de transporte público, el metro ligero, el tranvía, el cable y la bicicleta», finalizó el Alcalde.

Por ahora la Administración Distrital espera luz verde por parte del gobierno nacional, para que reglamente la nueva medida de cobro por congestión y entrar a aplicarla.