Con la construcción del Centro Regional de Atención Integral para la reparación de las víctimas del conflicto en Soacha y su puesta en marcha, prevista para octubre próximo, el fenómeno del desplazamiento seguirá creciendo en el municipio. La ciudad continúa siendo centro de atracción para quienes salen huyendo de la guerra en otras zonas del país.


La construcción del Centro Regional de Atención Integral fue anunciada por el gobernador Álvaro Cruz y el alcalde Juan Carlos Nemocón el 30 de abril de 2013. Ese día se dijo que tendría una inversión total de $4.077 millones, de los cuales la Gobernación de Cundinamarca, a través del Instituto de Infraestructura y Concesiones (Iccu), aportaría $ 578 millones para los estudios previos, la licencia de construcción y el acompañamiento para la formulación del proyecto.

Por su parte, la alcaldía de Soacha aportó el terreno que corresponde a un área de 27 mil metros cuadrados, con una inversión de $1.598.806.000 y el Gobierno Nacional, a través de la Unidad para la Atención y Reparación Integral a Víctimas, dio $1.900.000.000 para la dotación y conectividad del Centro Regional. Es de señalar que la ejecución de la obra está a cargo de la Inmobiliaria de Cundinamarca.

El proyecto, que se construye en el sector de San Mateo, en los límites entre las comunas cuatro y cinco, surgió por iniciativa del municipio pero apoyado por la Unidad Nacional de Víctimas y la Gobernación de Cundinamarca. “Se espera que el centro atienda integralmente a las personas y haga cohesión con diferentes entidades estatales, por eso ofrecerá atención jurídica y social, que son servicios existentes en la UAO, y se fortalecerán con el Sena, el ICBF, la Policía, el Ejército y la Administración Municipal, la cual está en función de atender necesidades de las víctimas”, dijo en ese entonces el alcalde Juan Carlos Nemocón.

Esta semana la Secretaría de Gobierno departamental y su Oficina de Atención a Víctimas realizaron una visita técnica de inspección al lugar para verificar el avance de las obras, que inicialmente estaban previstas entregar el pasado mes de mayo.
Los representantes de la administración cundinamarquesa resaltaron que el diseño de este Centro Regional garantizará una adecuada atención a las víctimas y, teniendo en cuenta el avance de las obras, estaría terminado hacia finales del mes de octubre.

La Dirección Territorial de la Unidad Nacional de Víctimas, explicó que este Centro Regional será el primero en inaugurarse en el departamento en el cual se prestarán servicios de atención a las más de 150.000 víctimas, ofreciéndoles toda la oferta institucional de las 54 entidades que conforman el Sistema Nacional de Atención y Reparación Integral a Víctimas.

Durante la inspección técnica de avances de obra, se acordó hacer visitas semanales para garantizar el cumplimiento de la entrega del Centro de Atención, visita que contó con la participación del secretario de Especial para Soacha, y representantes de la Unidad Nacional de Víctimas, la Secretaría de Gobierno de Cundinamarca, el Instituto de Infraestructura y Concesiones de Cundinamarca ICCU y la Empresa Inmobiliaria Cundinamarquesa.

Sin duda el Centro Regional de Atención Integral para la reparación de las víctimas del conflicto será una herramienta de doble filo para Soacha, tal y como sucede con la UAO. “Será una excusa más para que los desplazados lleguen al municipio, incluso para que las mismas autoridades de Bogotá y el departamento los envíen a la ciudad, con la excusa que es aquí donde se ofrecen ayudas. Para mí es lo más torpe que ha podido hacer el alcalde y el gobernador”, finalizó Hernando Camargo, residente en la comuna cinco.

Fotografía: hsbnoticias.com