Alimentos Polar mediante el programa de Apadrinamiento de Humedales de la CAR , inició la intervención en el Humedal las Tinguas del municipio de Facatativá, con la primera acción del plan de trabajo que incluye el mejoramiento de las vallas informativas de este humedal.


El trabajo se realizó durante el mes de marzo donde se instalaron dos vallas educativas sobre temas ambientales que tienen como objetivo dar a conocer a todos los habitantes aledaños al sector, las especies de flora y fauna que se encuentran en el humedal y asimismo, las principales recomendaciones para promover la protección de las especies que habitan en el lugar y mejorar la calidad de vida de éstas.

“Sabemos la importancia que los humedales tienen en la sociedad en temas de salud y además para la conservación del ecosistema. Sin embargo, creemos que aún muchas personas no saben acerca de estos beneficios y de esta manera, decidimos instalar estas vallas informativas que servirán para ir educando a la sociedad en la conservación de estos espacios ambientales” aseguró Luis Rivera, Gerente de Manufactura de Alimentos Polar Colombia.

Cabe recordar que el apadrinamiento del humedal es un acuerdo voluntario que tiene como objetivo lograr la recuperación del Humedal, para garantizar un refugio de biodiversidad endémica (única de la región), generar un hábitat esencial de diversas especies de aves residentes y migratorias. Así como, recuperar estos espacios que servirán como áreas de recreación pasiva, ecoturismo y desarrollo de actividades de esparcimiento.

El plan de intervención en el Humedal Las Tinguas se enfocará en:

1. Instalación de 2 vallas ambientales informativas flora y fauna.
2. Cerramiento ecológico en plástico reciclado.
3. Retiro de vegetación para apertura de espejo de agua.
4. Monitoreo biológico de mariposas, libélulas y pájaros (línea base).
5. Creación zona de atracción para colibríes.

Según expertos en el tema, los humedales contribuyen a la vida diaria de las personas, proporcionado insumos básicos de supervivencia al ser una fuente natural de agua para consumo humano y una fuente de energía importante. Además, son relevantes para controlar inundaciones en época de invierno y erosiones en el caso inverso.

En Colombia, específicamente en el caso de Bogotá, para mediados del siglo pasado habían 50 mil hectáreas de humedales y hoy la capital solo cuenta con 2.500. Esta cifra refleja la importancia de promover iniciativas que protejan estas zonas ambientales con el fin de evitar su extinción.