El programa Primera Infancia de la Secretaría de Desarrollo Social realizó la conferencia denominada Relicario de Huellas, donde los invitados fueron las madres cuidadoras, docentes y rectores de las instituciones educativas de Soacha.


En los primeros años de vida, una atención oportuna y pertinente tiene efectos de gran impacto para los niños y las niñas; por esta razón, la educación para la primera infancia es un proceso continuo y permanente de interacciones y relaciones sociales de calidad que posibilitan a los niños y niñas a potenciar sus capacidades y desarrollar competencias para la vida.

La educación inicial se caracteriza por ser inclusiva, equitativa y solidaria, ya que tiene en cuenta las diversidades étnicas, culturales, sociales, geográficas y socioeconómicas y tienen las capacidades para desarrollarse en ambientes tranquilos y seguros.

Por esta razón, desde el programa Primera Infancia de la Secretaría de Desarrollo Social se llevó a cabo una conferencia en el Teatro Sua llamada Relicario de Huellas, donde los invitados fueron las madres cuidadoras, docentes y rectores de las instituciones educativas de Soacha, a quienes les explicaron lo importante que es la educación inicial en los niños de cero a cinco años y cómo ellos entran a hacer una parte importante en el desarrollo y crecimiento de cada menor.

Lo que permite la educación inicial en los niños es aumentar sus oportunidades de ingresar a tiempo a la educación formal, tienen mayor éxito en sus estudios, y capacidades para desenvolverse competentemente en su vida escolar y familiar.