En sólo cuatro meses la administración del humedal Tibanica ha logrado revivir esta reserva ambiental a través de un trabajo dinámico y constante que ha involucrado a entidades del Distrito, el municipio de Soacha y a la misma comunidad del sector.


Ayer por ejemplo, se realizaron varias actividades encaminadas a identificar especies propias del humedal y a desarrollar acciones conducentes a su protección y conservación. La jornada inició con un “avistamiento de aves” donde participó la administración del humedal, miembros de la comunidad y niños de la Legión del Afecto.lluvias-1-2.jpg

El Avistamiento consistió en un recorrido por la ronda del humedal para identificar qué especies de aves se encuentran dentro de la reserva y observar el espejo de agua que gracias al trabajo de mantenimiento se ha venido formando. A pesar de la constante contaminación por parte de un sector de la comunidad de barrios aledaños, en la visita se comprobó que hay vida representada en diferentes especies de aves como Torcazas, copetones, gallinazos, Garza blanca, Pato canadiense, Tingüa de pico rojo, Gavilán bailarín y Monjita, entre otros.

María Paola Higuera, coordinadora de la Asociación Bogotana de Ornitología-ABO, dijo que con el avistamiento se busca dar a conocer las diferentes especies de aves que existen en los humedales del Distrito, y para el caso de Tibanica compartir con la comunidad de barrios cercanos la información de la biodiversidad existente.

En este momento la Asociación está presente en cinco humedales de Bogotá, en los cuales se hace un conteo y seguimiento de las aves existentes en cada uno para conocer si se mantiene o varía su permanencia. “Nosotros llevamos 20 años de presencia en el Distrito y lo que identificamos es que hay algunas especies como las Tingüas de pico rojo y amarillo que son comunes en todos los humedales, pero hay otras que no. Por estos días hay mucha presencia de aves migratorias, y una de las causas es el calentamiento de la temperatura en la sabana”, explicó María Paola.

Después del avistamiento se realizó un taller para evaluar la visita y socializar información que contribuya a la conservación y protección del humedal. La actividad concluyó con una jornada de aseo en la ronda, apoyada por Ciudad Limpia y Aseo Internacional.

La directora de la Administración del Humedal Tibanica, Dora Peña, resaltó los trabajos de recuperación y mantenimiento que se vienen haciendo desde hace cuatro meses y dijo que el objetivo de estas jornadas es básicamente la apropiación social por parte de las comunidades, organizaciones e instituciones que están relacionadas o interesadas con el trabajo de conservación. “Acercar a la gente en una jornada de avistamiento u observación como la que se realizó hoy es también transmitirle a los habitantes el valor ambiental que hay aquí, y eso debe repercutir en una reacción positiva hacia el cuidado del mismo. Pensamos que si la comunidad se apropia, el humedal a futuro permanecerá”, explicó.

Destacó el trabajo que se está realizando con líderes y comunidades de algunos barrios aledaños del Distrito como Manzanares, el Palmar, la Esperanza, Charles de Gaulle y sector de las Alamedas, y en el municipio de Soacha en Olivos y la María.

Según la directora, “hay organizaciones que han mostrado su interés por trabajar tanto en el tema ambiental como en el entorno, entre ellas la Fundación Tibanica y el grupo de jóvenes de la Legión del Afecto, y lo que hace la administración es acogerlas”.

Con las instituciones se hace un trabajo de acuerdo a las competencias de cada una, teniendo en cuenta que hay tensionantes como la presencia del habitante de calle; “para los menores nos ha tocado coordinar actividades con IDIPRON, y los mayores de edad con la Secretaría de Integración Social”.

Para el manejo del tema de Zoonosis, especialmente lo relacionado con presencia de vectores y la proliferación de caninos en el humedal, se busca el apoyo de la Secretaría de Salud y del Hospital Pablo VI. Los controles se hacen de forma manual, ya que los fungicidas atentarían contra la misma conservación del ecosistema.

Otra de las entidades que ha apoyado el trabajo de recuperación es la Alcaldía de Bosa, a través de la oficina ambiental.

Para la recolección de residuos y escombros se trabaja en coordinación con las empresas Ciudad Limpia del Distrito y Aseo Internacional de Soacha, generando acciones conjuntas con la comunidad, lo que permite adelantar un trabajo de apropiación y pertenencia hacia el humedal mismo.

Cabe mencionar que el humedal Tibanica pertenece en un 95% al Distrito, pero hay unas 8 hectáreas en territorio de Soacha. Precisamente entidades como la Alcaldía del municipio, la Car y la Contraloría han mostrado interés de contribuir en la protección del humedal.

La Corporación Autónoma Regional, por ejemplo, tiene el compromiso de comenzar a trabajar la gestión del encerramiento en la parte que le corresponde a Soacha, porque el Distrito ya lo hizo. Por este trayecto ingresan caballos, se arrojan residuos sólidos, los habitantes de la calle entran y salen, lo que genera un problema de afectación social, deterioro físico para el humedal e inseguridad.

Bajo el anterior problema, la Car se propuso buscar los recursos para el cerramiento, adelantar una serie de acciones de acercamiento entre la institucionalidad y la comunidad de los Olivos y la María, teniendo en cuenta que es una zona bastante olvidada, y que eso genera una reacción negativa por parte de la gente. Para lograrlo se planeó una Jornada denominada “Comité de Mando Unificado”, la cual se realizará el próximo 22 de diciembre, con el fin de acercar a los habitantes de estos dos barrios con las entidades administrativas y ambientales de Soacha, escuchar sus quejas y diligenciarlas.

¿Quiénes conforman la Administración del Humedal Tibanica?

Todas las acciones tendientes a recuperar y preservar el humedal están respaldadas por un equipo comprometido que viene trabajando desde hace cuatro meses, a través de diferentes actividades encaminadas a generar compromiso y sentido de pertenencia.

La dirección de la Administración Humedal Tibanica está a cargo de Dora Peña; la línea de Acción Social con su estrategia de gestión interinstitucional y participación está liderada por la trabajadora social Graciela Castro; la estrategia en Formación y Educación Ambiental se encuentra bajo la responsabilidad de la licenciada en Química y Biología Marina Peña, apoyada por dos guías; en Mantenimiento y Monitoreo está la bióloga Olga Lucía Trespalacios quien orienta todas las actividades de conteo de aves y monitoreo del nivel del agua y freático, y la extracción manual del buchón que es apoyada por cinco personas; además en el equipo se encuentran tres vigilantes y la auxiliar administrativa, Claudia Cifuentes.