Saldarriaga privatizaría el espacio público en Soacha

Así lo aseguran los vendedores informales tras conocer un nuevo decreto de la alcaldía municipal que busca el aprovechamiento económico del espacio público en Soacha. Todo se haría por medio de Epuxua.

La molestia de los vendedores informales se generó cuando se enteraron de la implementación de un nuevo decreto, el 152 de 2022, por medio del cual se reglamenta las condiciones generales del aprovechamiento económico del espacio público en Soacha.

Según los vendedores informales de Soacha, con la entrada en vigencia de este decreto se les empezaría a generar un cobro aproximado de 94.000 pesos mensuales por el uso del espacio público, dicho cobro se haría efectivo por medio de la empresa pública Epuxua Avanza EICE, creada por el Concejo Municipal bajo el acuerdo No 19 del 7 de agosto de 2021, puesto que esta tendría entre sus funciones la de administrar los bienes que hacen parte del espacio público de la ciudad.

Diego Huertas, representante de los vendedores informales de San Mateo, aseguró que «este decreto lo que pretende es privatizar el espacio público, sin darle ninguna garantía a los vendedores informales de Soacha, violando así la ley 1988 de 2019«, que establece los lineamientos generales para la generación de la política pública de los vendedores ambulantes, cuyo objetivo es garantizar los derechos a la dignidad humana, al mínimo vital, al trabajo y a la convivencia en el espacio público.

En este mismo sentido, los vendedores informales de Soacha cuestionaron el proceder del alcalde de Soacha, Juan Carlos Saldarriaga, ya que, según ellos, el mandatario siempre había manifestado la necesidad de un espacio público libre para el disfrute de la comunidad, «pero ahora que lo quiere arrendar y hay dinero de por medio, entonces, ¿la ciudadanía ya no lo necesita?«, se preguntan, a la vez que temen ser excluidos y consideran que el espacio público del municipio va a terminar en manos de los privados, pues es lógico que se lo arrendarán al mejor postor y para ellos será muy difícil competir con las grandes empresas.

Según los vendedores informales de Soacha, el temor anteriormente mencionado nace porque los contratos de arrendamiento irían a un año, y para obtener el lugar ellos deberán presentar una propuesta ante la empresa Epuxua Avanza, que se encargará de analizarla y determinar a quién se le arrienda o no el lugar.

De este modo, los vendedores informales afirman que se verá vulnerado su derecho al trabajo y al mínimo vital, pues el espacio público que obtengan estará delimitado y tendrán que cumplir ciertos horarios, se les efectuará un cobro, pero «no habrá garantías», aseguran.

Finalmente, los informales expusieron que ya se encuentran trabajando para demandar el Decreto 152 de 2022, y que llegarán hasta las últimas consecuencias por defender su derecho al trabajo y evitar que el espacio público en Soacha quede en las manos de los que más recursos económicos tienen. (Consulte acá el Decreto 152 del 7 de octubre de 2022)

Por: Sary Tovar

cargando...