Cada día se conocen más robos en las estaciones y buses de Transmilenio Soacha, pero hay una modalidad que ha venido creciendo y que los usuarios no le prestan atención.

En este caso, la inseguridad en Transmilenio se refleja en el raponazo desde la parte exterior del bus, que en Soacha ocurre generalmente cuando el articulado arranca de la estación.

La semana pasada se denunciaron tres casos de inseguridad en Transmilenio bajo esta modalidad. “Yo venía para San Mateo y el bus paró en León XIII, y cuando arrancó sentí que me raparon el celular porque la verdad venía hablando. Una persona metió la mano por la ventana y se lo llevó”, relató Omaira Perdomo, usuaria del sistema.

Pero no fue el único caso de inseguridad en Transmilenio ocurrido recientemente. “El bus estaba en la estación Terreros y cuando arrancó le pegaron el raponazo al celular de una señora que iba sentada al lado mío y estaba hablando por el teléfono, eso fue como a las 6:00 p.m.”, añadió otro usuario.

Si bien son casos que no deberían ocurrir y la empresa tiene alta responsabilidad por no invertir en seguridad, las autoridades hicieron un llamado a las personas para que tengan la precaución de no dejar el teléfono a la vista, sobre todo en las estaciones.

Esta clase de robos es común en Bogotá, sobre todo en los semáforos, pero en el caso de Soacha donde se ha venido presentando es en las estaciones de Transmilenio, justo cuando los articulados arrancan.

Foto: referencia