El Ministerio de Educación implementó en Salgar, Antioquia la estrategia denominada «Espacios Amigables para la Niñez» para que los niños y jóvenes afectados por la violencia o en situación de riesgo por emergencias naturales reciban el acompañamiento acorde.


El fin de esta iniciativa es brindar protección a través del apoyo psicosocial a la niñez, padres y madres de familia, cuidadores y docentes, involucrando socios y autoridades locales promoviendo el desarrollo de capacidades afectivas frente a la emergencia producida por la avalancha.

El proyecto se implementó bajo la estructura ‘Sistema de Manejo de Emergencias’, proceso que involucró a las comunidades afectadas como parte del ejercicio de toma de decisiones y dirección de proceso. De esta manera, se instalaron dos Espacios Amigables para la Niñez (EAN), fundamentales en situaciones de emergencia, ya que actúan como escenarios de protección para los niños, niñas y adolescentes que han sido afectados, proporcionando un ambiente seguro que les posibilita participar en diferentes actividades, psicosociales, lúdicas, artísticas y recreativas y, que disminuyen la exposición de la niñez a los riesgos.

La estrategia en Salgar benefició a más de 650 niños y adolescentes, 100 padres de familia y 15 docentes, tanto la zona urbana como rural del municipio, enfocando la atención directa en el sitio del desastre. Además se entregaron kits escolares de emergencia, dotación de material didáctico, formación a docentes y capacitación a voluntarios en la metodología para sostener en el tiempo los espacios amigables para la niñez.