Con el fin de contrarrestar la falta de posibilidades para utilizar adecuadamente el tiempo libre, diferentes organizaciones ofrecen escuelas de arte a niños y jóvenes del barrio. Así se logra hacer una toma a diferentes espacios del sector con el fin de fortalecer valores, integración y hacer frente a algunos problemas que se presentan en la comunidad.


ducales-.jpg

Ducales, el barrio que está ubicado en el humedal Tierra Blanca y que se encuentra entre Compartir y Villa Sofía, le está apostando a las diferentes formas de arte. Jóvenes de distintas edades hacen parte del proyecto que busca dar un enfoque contrario a la perspectiva que se tiene del sector, a través de jornadas en donde la comunidad puede tener participación a través de los niños.

Instituciones como el Colegio Pedagógico, la organización IDG y la Junta de acción comunal, que ofrece su salón como espacio para que los jóvenes puedan tener prácticas con el apoyo de docentes empíricos en las diferentes modalidades que se dan en los talleres, apoyan la iniciativa.

Los jóvenes pueden escoger cualquier actividad y adecuar sus jornadas para establecer horarios y lugares de práctica con la fundación. Las modalidades que actualmente se están dictando son:

* Break Dance
* Grafiti
* Escuelas de periodismo
* Danza Capoeira
* Hip hop

Cada práctica tiene una duración de aproximadamente 2 horas por sesión y dependiendo la modalidad, los ensayos se realizan de 2 a 3 veces por semana. Los grupos están conformados por un aproximado de 15 niños en edades entre los 5 hasta los 15 años.

La fundación es sin ánimo de lucro y busca mitigar los altos índices de delincuencia entre los jóvenes del sector, generando espacios donde las personas pueden ir a compartir su tiempo, realizando actividades de su agrado sin ningún tipo de costo.

“En estos lugares los jóvenes pueden ocupar su tiempo disponible, tenemos chicos que pueden estar en varias actividades al tiempo, los padres de familia han apoyado estas prácticas y cada vez somos un colectivo más fuerte dentro de la organización, nuestros docentes y practicantes son personas que dedican su vida a las diferentes disciplinas en las cuales tenemos participación”, explicó Giselle Valencia Rodríguez, líder y coordinadora de los talleres.

Este proyecto inició hace pocos meses y ya cuenta con múltiples convenios que permiten mayor participación y facilidad a la hora de ejecutar las actividades, los talleres no tienen un tiempo estipulado en su realización ya que su proceso concluye en alguna muestra hecha y realizada por los participantes de la práctica.

Por otro lado, la fundación busca a través de estas dinámicas tener un reconocimiento social y generar un aspecto positivo en el entorno del barrio, su
trayectoria como institución aún no se encuentra definida ya que son múltiples los trámites que se deben realizar para llegar a tener una sociedad constituida legalmente.

“Nos declaramos fundación porque no recibimos ningún tipo de ayuda, esta iniciativa nació como un proyecto de aula por trabajadores sociales y poco a poco hemos ido conformando el colectivo, todos somos habitantes del sector y siendo conscientes de la falta de oportunidades del barrio y la cantidad de tiempo libre de los chicos, decidimos comenzar con este sueño para enseñarles al resto que Ducales no solo tiene problemas, también tiene sueños y metas por alcanzar”

Manuel Romero (Charles Plaidy)