El Centro Educativo Colegio San Luis ocupó por dos años consecutivos el primer puesto en las pruebas Saber 11 en Soacha.

El Centro Educativo Colegio San Luis ocupó por dos años consecutivos el primer puesto en el municipio de Soacha en las pruebas Saber 11, asimismo se ubicó 44 a nivel Cundinamarca, y en el país se encuentra entre los primeros 300, razón que enorgullece a sus directivos, docentes y estudiantes.

Frente a este logro, Periodismo Público habló con la coordinadora académica, Rocío Ramírez, quien menciono que para la institución es muy gratificante y motivo de mucho orgullo ver cómo el trabajo de los estudiantes, directivos y docentes empieza a dar buenos resultados, a pesar de ser una institución con una trayectoria corta en el municipio.

También leer: Edu A&E, un proyecto de homeschooling en Soacha

Frente a la pregunta, ¿Qué están haciendo para obtener buenos resultados?, la coordinadora afirma que se ha venido trabajando de manera ardua y exigente con los chicos; también en el diseño de estrategias novedosas, pero, sobre todo, destaca la importancia de conformar grupos pequeños, ya que esto permite que los niños realmente aprendan. Asimismo, mencionó que es importante hacer un seguimiento riguroso, estar haciendo planes de mejoramiento constantemente, y trabajar de manera articulada, involucrando también a los padres.

De otro modo y frente a los problemas educativos que enfrenta el municipio en la actualidad, afirma que ven con gran preocupación el hacinamiento que se presenta en algunas instituciones, ya que de ahí vienen los resultados, pues explica que un aula de clases donde hay un número superior a 35 o 40 niños es muy difícil que puedan aprender.

Le puede interesar: Crisis educativa se repite cada año en Soacha

Por tanto, hacen un llamado a la Secretaría de Educación para que hagan mayores auditorías a las instituciones, piden que cuando se asignen los convenios se haga realmente una visita, mirar qué se está aprendiendo y castigar a las instituciones cuando sea necesario.

Por otro lado, la docente habló de la importancia, no tanto de la infraestructura, sino de la esencia de la formación, de los valores, de la parte espiritual y de todo lo bueno que una institución puede brindarles a sus estudiantes. Por ello expresa que los colegios deben mirar qué proyectos se pueden fortalecer, por ejemplo, el tiempo libre, ya que esto permite corregir las malas costumbres de los jóvenes, al igual que mirar qué otras posibilidades se les puede ofrecer.

Puede ver: Nación disminuye el presupuesto de educación en Soacha

Finalmente, a modo de reflexión, Roció Ramírez menciona: “Nosotros muchas veces vemos cómo las familias se preocupan por comprarle el mejor celular a su hijo, las mejores zapatillas, la camiseta de marca, pero no se preocupan por su educación, es muy importante tener claro que los colegios no somos guarderías, los colegios somos espacios de formación y de educación”, puntualizó

De la misma manera, y sin ánimo de ofender, invitó a los padres de familia a preocuparse como lo hacían nuestros antepasados, más por lo interior, “piense y mire qué educación le está dando a su hijo, hay problemas en la Secretaría de Educación, filas y demás, pero usted como padre, ¿qué está haciendo por su hijo?”.

Por: Sary Tovar.