“En Egipto se llamaban las bibliotecas el tesoro de los remedios del alma. En efecto, curábase en ellas de la ignorancia, la más peligrosa de las enfermedades y el origen de todas las demás”. Jackes Benigne Bossuet.

Parafraseando la obra de Gabriel García Márquez, parece inexorable el cierre de la Biblioteca Publica de Soacha, localizada en las instalaciones de la Universidad de Cundinamarca, justificado en un mar de burocracia e ineficiencia.


En efecto, versiones conocidas por nosotros, dan cuenta del inminente cierre del único espacio que, aunque siendo absolutamente insuficiente para la ciudad, puede llamarse biblioteca; dotada con una interesante cantidad y variedad de libros, espacio para ludoteca, sala de computadores y auditorio para 80 personas, además del equipo humano profesional que la atiende, su cierre, sin solución de continuidad a la vista, se convertiría en un atentado contra los usuarios de la misma y de la población en general, ávida de espacios culturales donde enriquecer su espíritu.

La biblioteca, a pesar del desconocimiento de la mayoría de la población acerca de su existencia y ubicación, atiende mensualmente aproximadamente 12.000 visitas, entre todos sus servicios, que nos permitimos transcribir:

Inducción: Visita grupal dirigida.

Los bebés sí pueden leer: Los más pequeños estudiantes de los jardines infantiles participan de un espacio de lectura y actividades especialmente diseñadas para ellos.

Hora del cuento: Espacio de lectura interactiva y lúdica en la que los niños y jóvenes se acercan a obras y autores.

Investigación dirigida: Espacio de acompañamiento que guía a los estudiantes en la búsqueda y consulta de material bibliográfico relacionado con un tema sugerido por el docente.

Taller de escritura: Espacio que pretende potenciar las habilidades escritas y los procesos creativos de los asistentes, partiendo de sus intereses y necesidades.

Excursión literaria: Viaje imaginario por la literatura que amplía la visión de mundo de los participantes, valiéndose de autores y obras representativas que favorecen la formación de lectores multiculturales desde la biblioteca.

Aventureros del tiempo. Actividad literaria que permite viajar a través de las épocas históricas más representativas, encontrando en ellas personajes, momentos y hechos significativos de un hito literario.

Reciclarte: Talleres que permiten a los niños reflexionar a través del arte sobre los problemas ambientales. Actividades plásticas sencillas, realizadas con materiales de reciclaje como vinilo, plastilina, cartón.

Actividades culturales dirigidas y programadas: La biblioteca cuenta con una programación cultural propia que incluye, conferencias, conversatorios, presentaciones artísticas, visitas de escritores, conciertos y otras actividades relacionadas con el eje temático 2013 “Desarrollo Humano Integral Sostenible”.

Museo: Área destinada a exposiciones pictóricas itinerantes, las cuales están apoyadas por descripciones e información sobre la obra expuesta.

Alfabetización en informática.

Club de ingles.

Club edad de oro.

Desde hace algún tiempo, se creo un grupo denominado, “Comité de usuarios BiblioSuacha” con el eslogan ”Por una biblioteca digna y pública en Suacha” que como su nombre lo indica, propende por la construcción de una red de bibliotecas adecuadas en número y calidad para la ciudad, y que como objetivo inmediato, emprende una cruzada para evitar el cierre de la actual biblioteca. Para tal fin, ha realizado diferentes actividades, como constituirse en veedores de la adecuación del nuevo espacio a donde presuntamente se trasladará la biblioteca, ubicado en la denominada Casa de la Cultura, espacio por demás inadecuado, según concepto de bibliotecólogos profesionales consultados, empezando porque se disminuiría a la mitad el espacio de la actual Biblioteca, lo que conllevaría a la desaparición de la ludoteca y del auditorio, o a su desmembración, situación no recomendada por los especialistas, ubicación inadecuada por encontrarse sobre la Cra. 7, con todo el ruido ambiental circundante, la falta de salidas de emergencia, y el inadecuado espacio de berma o andén frente al ingreso.

Por tales razones, y porque Soacha no merece este trato, solicitamos la intervención directa del Sr. Alcalde Juan Carlos Nemocón, en la solución de esta problemática, ya que los funcionarios responsables de manejarla, han sido inmensamente negligentes e irresponsables en sus funciones, y al día de hoy, la incertidumbre es total acerca del futuro inmediato de la biblioteca, a menos de 1 mes de su cierre. Igualmente, y teniendo en cuenta el gran respaldo popular que lo llevó a ser la primera autoridad del Municipio, le solicitamos que dando cumplimiento a su Plan de Desarrollo, primero no permita el cierre de este espacio vital para los soachunos, mientras no se implemente un lugar adecuado para su traslado y más allá de esto, a que se piense en grande cuando se aborden temas de cultura y educación, construyendo una red de bibliotecas que sobrepase e impacte el concepto de miseria, rompiendo el paradigma en que nos encajona la mayor parte de los habitantes del país, y peor aún, nosotros mismos