Empresas de aseo en Bogotá se encuentran en disputa por sus cobros a la ciudadanía

El problema al parecer se presenta desde el 2018 y las empresas de aseo en Bogotá han venido trabajando en más calles de las que se acordaron.

En el 2018, tras un proceso de licitación pública, la Alcaldía de Bogotá le entregó a cinco operadores privados la prestación del servicio de aseo, entre sus labores quedó estipulado el barrido de las calles y parques previamente delimitadas y la recolección de basuras.

Las empresas escogidas para realizar este trabajo fueron: Ciudad Limpia, Bogotá Limpia, Área Limpia, Limpieza Metropolitana y Promoambiental.

Tras la firma del contrato de las empresas privadas con el Distrito, se dejaron estipuladas las zonas y frecuencias de barrido del espacio público que cada una de ellas debía realizar. No obstante, la empresa Promoambiental empezó a barrer más de lo acordado y a cobrar por esto, lo que de inmediato aumentó los precios de recolección de basuras en las comunidades que la empresa de Aseo en Bogotá tiene a cargo.

El aumento del cobro de aseo en la comunidad afectó a las demás empresas privadas que trabajan en el resto de la ciudad.

Alejandro Carranza, representante legal de ProcerAseo S.A.S., contó para la Revista Semana que “cuando a la otra empresa la contrataron para barrer, debían ceñirse únicamente a lo que estaba establecido en el plan de limpieza y manejo de residuos. Para poner un ejemplo, les pusieron cinco calles, pero les dijeron que sólamente se necesitaba barrer tres, dos veces por semana, pero están barriendo de la uno a la cinco, hasta cinco o seis veces por semana, para promediar todo esto y al final poder cobrar más, ignorando lo que decía el contrato que firmaron desde un comienzo”.

Según Carranza, lo que está haciendo Promoambiental es contradictorio a la política Distrital; se supone que lo que se pretende es generar menos residuos, pero la empresa está generando más de lo que debería, lo que provoca un mayor cobro para los ciudadanos.

Pese a lo anterior, “el fallo del Tribunal, el cual se encuentra vigente desde hace 8 meses, reconoce que la distribución de los ingresos por los servicios de barrido y limpieza se ha realizado de manera errada y desequilibrada», se señaló desde Promoambiental.

La disputa entre la empresa y el Distrito al parecer ya fue saldada a favor de la ciudad, puesto que el tribunal a cargo manifestó que hay un contrato establecido, firmado y aprobado que se debe respetar.

Sin embargo, Promoambiental inició una nueva disputa en contra de ProcerAseo, acusándola de hacer mal los cálculos para cobrar el servicio de aseo.