Hasta el martes 15 de noviembre los ciudadanos podrán inscribir los casos que se puedan conciliar por medio de los mecanismos alternativos de solución de conflictos en la gran Conciliatón Nacional que se llevará a cabo los próximos 24, 25 y 26 de noviembre en todo el país y en el territorio cundinamarqués.


¿Qué se puede conciliar?

Contratos de compraventa, arrendamientos y reparaciones, pago de deudas, conflictos de sociedades, uso de espacios comunes, conflictos de convivencia por ruido, mascotas o humedades, uso de los espacios comunitarios, conflictos en la comunidad por chismes, daños, pandillas, seguridad o ventas ambulantes.

También, cuotas de administración en mora, problemas con maestros de construcción, pintores, carpinteros o plomeros, cuotas alimentarias, custodia de los hijos, régimen de visitas, separación de bienes y de cuerpos y deberes y responsabilidades de los miembros de la familia. Y asuntos de accidentes de tránsito sin heridos, además, penales como lesiones personales sin secuelas, daño en bien ajeno, injuria, calumnia, abuso de confianza e invasión de tierras o de inmuebles.

¿Por qué conciliar?

• Es una forma ágil y eficiente de dar solución a un problema, con los mismos efectos de una sentencia judicial.

• No se requiere abogado para acceder a una conciliación.

• Permite que los involucrados sean tratados en igualdad de condiciones.

• Mejora la convivencia entre los ciudadanos.

Es importante realizar el proceso de inscripción en las Casas de Justicia, Centros de Convivencia Ciudadana, centros de conciliación públicos y privados, consultorios jurídicos, comisarías de familia, inspecciones de policía, inspecciones de trabajo, notarías, personerías y fiscalías de todo el departamento.

Posterior a eso, debe atender el llamado del conciliador designado para su caso y reunir los documentos complementarios que le soliciten. Finalmente, debe acudir a la cita que le programen el 24, 25 o 26 de noviembre.