Una buena noticia sobre defensa ecológica y ambiental.
Desde Pittsburgh, una de las principales ciudades carboneras del mundo, se informa que los Estados Unidos están finalmente reduciendo las emisiones de CO2 que generan en la atmósfera calentamiento del clima.


¿Cómo están haciendo esta urgente reducción ?
Respuesta : sustituyendo el Carbón por Gas Natural.
De acuerdo con la Agencia Internacional de Energía, en 2005 casi la mitad de la energía de los Estados Unidos era producida por Carbón.
En 2012, gracias a la sustitución de Carbón por Gas Natural en las Plantas Termoeléctricas, esta proporción ha bajado a un 33%, el nivel de hace 40 años. Y con el avance de esta sustitución la cantidad de la contaminante y calentadora energía carbonera puede seguir bajando.
En verdad las empresas termoeléctricas están sustituyendo el Carbón por Gas Natural no tanto por amor ecológico y respeto ambiental sino porque el Gas Natural les resulta más barato que el Carbón.

Por cualquier motivo o por todos los motivos : lo importante es que hagan esta sustitución.

Y si Estados Unidos puede hacerlo, asimismo muchos otros países.
Colombia tiene el deber de revisar su política de producción carbonera. Antetodo debe cuantificar correctamente su costo ecológico y ambiental. Y decretar la compensación económica correspondiente. Sin esperar al final de la vida de las minas sino desde el comienzo de su explotación.

Lugares como Cesar, Guajira y Santa Marta están a la espera de una auditoría ecológica, ambiental y de salud pública de las explotaciones carboníferas.

Es de esperar que la demanda de Carbón continúe bajando en Estados Unidos y otros mercados importantes.

Desafortunadamente las empresas carboneras intensificarán la producción para aprovechar el mercado rápidamente, mientras exista.

¿Esperará Colombia a que baje más la demanda de Carbón en el exterior antes de detener la destrucción ecológica y los daños ambientales en el interior?.