Una movilización de habitantes impidió que fueran demolidas las rejas y porterías que encierran el Conjunto Residencial San Carlos porque, para ellos, esta acción representa un aumento en la inseguridad y el empeoramiento de las condiciones de vida de quienes habitan en esta zona de la comuna seis de Soacha.


Todo comenzó porque un pequeño grupo de residentes de San Carlos, ubicado en la comuna seis, instauró una acción popular ante un juez para que este permitiera a través de un fallo efectuar la demolición de las porterías y rejas que bordean el conjunto residencial del mismo nombre. Según los ciudadanos que interpusieron esta acción, se les está vulnerando el derecho a la libre movilidad y además “este hecho sería beneficioso para el municipio porque las áreas comunes del conjunto pasarían a ser zonas públicas”, argumentaron.

Sin embargo, otra cosa es lo que manifiestan las personas que no están de acuerdo con esta demolición (que son la mayoría), ya que afirman que lo que buscan estos individuos que deben cuotas de administración, es evadir su responsabilidad fiscal con el conjunto y se idearon este método para conseguirlo, pero no contaron nunca con el perjuicio que podrían ocasionar a la mayor parte de los habitantes de San Carlos, ni el conflicto que desencadenaría.

“Estuvimos aquí para que no se ejecutara la resolución 245 de la alcaldía, puesto que es consecuencia de la acción 766 que demandaron tres señores que están en contra de 5.000 habitantes que somos aquí, alegando que les están violando la libre movilización y diciendo que esta es una vía pública y eso es falso, esto es una vía privada porque el conjunto nunca ha entregado un espacio público al municipio porque tenemos linderos y una estructura globalizada”, sostuvo uno de los habitantes de San Carlos.

“Ellos piensan que con tumbar las rejas se van a salvar de la administración, pero no saben que este conjunto hace parte de una propiedad horizontal en la cual deben seguir cumpliendo con sus obligaciones y ahora nos quieren afectar a la mayoría que no estamos de acuerdo que se quite el cerramiento porque se van a abrir calles que no están diseñadas para soportar el tráfico pesado de buses y camiones, que es lo que finalmente desean meter por aquí”, recalcó Gonzalo Alarcón, habitante de San Carlos.

Hay que señalar que ayer miércoles se iba a hacer la demolición de las estructuras que protegen el conjunto, sin embargo, las autoridades al ver el inconformismo de muchos residentes y la protesta que estaban efectuando, decidieron aplazar la diligencia judicial durante un mes, tiempo que será aprovechado por la comunidad para recoger firmas y radicarlas ante la Secretaría de Gobierno para que definitivamente se anule este fallo y no perjudique a la gran mayoría de vecinos de San Carlos.

Además, varios habitantes del sector coincidieron en que la recolección de firmas es un trabajo que se debió haber hecho hace más de 28 años para evitar llegar a estas instancias, pero en vista de que no se logró, invitaron a los demás residentes a que se unan e impidan que por la voluntad de unos pocos se haga un grave daño al conjunto y de paso se afecten las relaciones de convivencia y el bienestar común.

“No estamos de acuerdo porque aquí tenemos a nuestros hijos, a nuestros nietos y aquí hay mucha delincuencia y si se abren estas puertas vamos a quedar peor. Además va a venir el deterioro de los bloques, si queremos una verdadera unión tenemos que luchar para que no vayan a abrir esta vía como pública, queremos encarecidamente pedirle la ayuda a la demás comunidad y al alcalde para que nos escuche porque él vino una vez e hizo una reunión pero no ha vuelto poner la cara por aquí”, finalizó Esperanza Escobar.

Enlaces relacionados:

El muro de San Carlos, en la mira de los morosos

Hoy se realizó la inspección ocular a la urbanización San Carlos

Empieza a despejarse el panorama para habitantes del Conjunto Residencial San Carlos

San Carlos, inmerso en la oscuridad de los problemas

La oscura discordia en el conjunto residencial San Carlos

Planeación no se ha manifestado frente al cerramiento del Conjunto residencial San Carlos